Alertan a la población a tomar precauciones

Ante la llegada de la temporada conocida como canícula y las altas temperaturas que pudieran presentarse, las autoridades emiten una serie de recomendaciones a la población, así lo reveló Elizabeth Hernández Borges, secretaria de Protección Civil de Tuxtla Gutiérrez.

La funcionaria municipal comentó que durante la temporada de lluvias existe un periodo en que se reduce la cantidad de precipitaciones, que es justamente entre el 15 de julio y el 15 de agosto, son un promedio de 40 a 45 días, que no significa que no llueva, simplemente que baja la cantidad de lluvia, o llueve cantidades menores, o pasan varios días sin llover.

Abundó que lo que sí se percibe es un incremento en las temperaturas, sin que llegue a ser una temporada de estiaje, pero sí se da un incremento significativo con relación a los días anteriores en los que se ha percibido la lluvia.

Por lo anterior, se hace el llamado para proteger especialmente a la población vulnerable, entre los que se encuentran niños y adultos mayores, para mantener una hidratación constante, sobre todo si hacen actividades al aire libe; tratar de evitar la exposición directa al sol, utilizar gorras, sombrillas y, sobre todo, estar al pendiente de los pronósticos meteorológicos.

Puntualizó que no es una temporada donde no llueva, sino que simplemente disminuye la cantidad de la misma, y se percibe una mayor elevación de temperatura en el ambiente.

En este sentido, refirió que en la ciudad las zonas donde hay mayor cantidad de cemento es en donde más se eleva la temperatura; por citar un ejemplo, dijo que pueden ser canchas que estén al aire libre. Por lo tanto, se hace la recomendación de evitar el ejercicio al aire libre o una continua exposición.

Por lo anterior se pide que la actividad física se realice en horarios que no sean dentro del “pico de calor”, es decir, entre las 12:00 del día y las 3:00 de la tarde, por lo que se puede hacer en la mañana o en la tarde noche.