La migración es un gran reto en la entidad: especialista

Violaciones masivas de derechos humanos, violencia y extorsiones son parte de los causas que orillan a las personas a salir de sus países de origen y llegar a México, reconoce experta en la materia e integrante de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach), Elisa García López.

De manera precisa, la también doctora, investigadora y profesora del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la Unach, expuso lo siguiente: “Este es un tema que ya era muy relevante para México desde hace mucho tiempo, pero desde el año 2014, con la crisis de la niñez migrante en Estados Unidos, y más desde la llegada de las caravanas migrantes a México, y en especial desde la primera que arribó en octubre de 2018, este tema pasó a ocupar el primer nivel de la agenda nacional local y también internacional”.

También señala que es importante conocer este tema para comprender lo que está pasando: “Estamos hablando de un tema que ya era relevante, pero que es ahora de una importancia esencial para comprender lo que está pasando primero aquí en nuestro estado, en nuestro país y más allá, a nivel mundial”.

Al tiempo de comentar que este tema era muy relevante para México, desde hace mucho tiempo, también hace hincapié en que ahora representa grandes retos e incluso adaptaciones jurídicas, entre otros rubros.

Reto nacional

“Este es uno de los retos mayores que afronta México y Chiapas, y es un reto muy muy complejo porque si resumimos mucho, podemos decir que la migración internacional es una causa exógena a nosotros, es decir, algo están haciendo mal terceros países que están provocando el éxodo de su población”, acotó.

Apuntó que el resultado de la migración deriva de causas muy complejas a las que se suman las tradicionales como la enorme pobreza, la desigualdad estructural, pero que cada vez más la migración que recibe México está motivada por factores vinculados con la violencia.

Violación masiva de derechos humanos, a los que se suman los problemas de extorsión por parte de las pandillas, tienen una mayor presencia en el denominado Triángulo Norte, que incluye a los países de Guatemala, Honduras y El Salvador, que siguen siendo los países de los principales flujos migratorios que recibe a México.

Además de que se suman a la lista anterior países como Nicaragua, Haití, Cuba, e incluso flujos que son transcontinentales, muchos de ellos que provienen de África.

A decir de Elisa García, la protección jurídica que todavía se da en México y la mayor parte de los países, está quedando muy obsoleta debido a que el ordenamiento jurídico sigue basándose en una distinción, que es a base de la distinción entre personas migrantes contra personas refugiadas, cuya distinción es absolutamente necesaria pero insuficiente, ya que a la visión tradicional de la expulsión por temas económicos se suman temas de violencia e inseguridad, por lo que las personas se ven forzadas a salir de sus países.