LLama obispo de Tapachula reconstruir el tejido social

El obispo de Tapachula, Jaime Calderón, en su mensaje dominical al pueblo católico pidió hacer una oración especial como cada tercer domingo del mes, esto en referencia a la Jornada Nacional de Oración por la Paz.

El líder creyente instó a pedir, orar y actuar como un pueblo lleno de esperanza, con la convicción de que es posible construir la paz, reconstruir el tejido social y vencer las dinámicas de violencia.

El comunicado que este mes de noviembre se ha hecho resalta la invitación a unirse en una sola plegaria para que ante el deterioro del tejido social, la división social, la corrupción y los múltiples daños que la violencia ha provocado en la entidad, se construya un pueblo de esperanza cristiana que ante su realidad actúe decididamente por mejorarla.

Además, el obispo de la Diócesis de Tapachula hizo un reconocimiento en el marco de la Jornada Mundial de los Pobres que se celebra el 19 de noviembre, y se refirió a las personas que dan especial atención y quienes viven entregados a los pobres. Dijo que son muchos hombres y mujeres que dedican parte de su vida y tiempo entregados a quienes se encuentran en situación de marginación y sufrimiento.

Afirmó que el mensaje del papa Francisco señala que personas de todas las edades y condiciones sociales practican la hospitalidad y se comprometen junto a aquellos que no cuentan con recursos, en la marginación y el sufrimiento, “no se trata de super hombres sino de vecinos de cada día y que en silencio ser pobres y con los pobres”.

Finalmente, el obispo refirió que “el reino de Dios se hace presente y visible en este servicio generoso y gratuito” y que “es como la semilla caída en la tierra buena que da fruto”.