Margarita Luna, aliada en la promoción de los DDHH

La Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Margarita Beatriz Luna Ramos, pugnó porque Chiapas, su estado natal, sea un estado de vanguardia en igualdad de género, con políticas públicas adecuadas y la aplicación de la perspectiva de género en la impartición de justicia, a través de la capacitación y la promoción de los derechos humanos.  

Al disertar su ponencia “La Perspectiva de Género en las resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación” en la inauguración del Ciclo de Conferencias Magistrales Derechos Humanos 2018, organizada por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), se pronunció porque “el acceso a la justicia a las mujeres no tenga trabas o estereotipos, que permita a todos mayor libertad y la oportunidad de heredar a nuestra hijas, una vida libre de violencia”.

Luna Ramos recibió de manos del Ombudsman chiapaneco, Juan José Zepeda Bermúdez, un reconocimiento de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach), del Poder Judicial del Estado y de la CEDH, por su destacada participación en este Ciclo de Conferencias Magistrales.

Al respecto, Zepeda Bermúdez refrendó que la capacitación y la promoción son dos de las temáticas más importantes de la Comisión, por lo que el contar con la presencia de reconocidos especialistas en derechos humanos y en este caso, específicamente con la presencia de la Ministra, es de gran importancia para el fortalecimiento del conocimiento y el acercamiento de la población al tema de equidad de género.

Luna Ramos destacó en cuanto a las resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el logro de la firma de pactos con los 32 estados de la República, para unificar a los Tribunales Estatales con la SCJN, para juzgar con perspectiva de género en todo el país. 

Externó que México ha sido reconocido internacionalmente por el trabajo que ha realizado en la materia de género, “nuestros jueces están cada vez más capacitados y las sentencias que se emiten, son cada vez más con perspectiva de género”; sin embargo dijo que, aún hay una deuda grande en la impartición de justicia, por ello la capacitación constante de los jueces es esencial para la resolución de los casos a fin de lograr que las mujeres tengan pleno acceso a la justicia, sin discriminación y estereotipos.