Más de 277 mil vacunas para menores de 12 a 14 años

Como parte de la implementación de políticas públicas enfocadas a proteger al mayor número de personas contra el coronavirus, el titular del Órgano de Operación Administrativa Desconcentrada del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Enrique Leobardo Ureña Bogarín, anunció que se tendrán disponibles 277 mil vacunas de la marca Pfizer para inmunizar -en 161 sedes de 91 municipios- a los menores que rondan entre los 12 y 14 años de edad.

En la presentación de la información, refirió que es fundamental que los padres de familia colaboren con el registro, toda vez que se trata de un proceso a voluntad familiar. La página www.mivacuna.salud.gob.mx está disponible para que se descargue la hoja, sumado a que también se debe llevar la CURP.

Los adolescentes de entre 12 y 14 años tendrán que regresar por una segunda dosis en los siguientes 21 y hasta 42 días después de la primera aplicación. Pfizer es un biológico que se ha utilizado a lo largo de la Brigada Correcaminos y no ha mostrado reacciones adversas en los pacientes de Chiapas.

Para el caso de los menores que tengan 12 años, se espera que en las siguientes semanas se puedan proteger a 118 mil. La meta para los de 13 años, es de llevar a 117 mil y otros 116 mil más en el rango de los 14 años.

Se tiene previsto que después del próximo lunes, una vez que se defina la logística con la Secretaría de Educación, las células de vacunación recorrerán las escuelas en las que se encuentra la población objetivo, con conocimiento previo de los padres. En estos momentos las actividades se realizan en las unidades médicas.

Familias quieren las dosis

Roger Gómez es un padre de familia en Tuxtla Gutiérrez. Desde que se enteró que sus menores entraban en la nueva categoría para la inmunización, hicieron los trámites en la página, ahí descargaron la hoja para acceder a este derecho universal.

Este jueves acudieron a las instalaciones de la clínica 25 del IMSS (ubicada en la colonia El Retiro). Que llegara este momento, dijo, representa mucha tranquilidad para su hogar, toda vez que estaban esperando los biológicos desde hace tiempo. “Eran las únicas que nos faltaban, ya todos tenemos la vacunas”, complementó.

En su casa, comentó, en los meses más álgidos de la pandemia aplicaron medidas muy estrictas de cuidado y las menores no salían, ni siquiera a la tienda; la idea siempre fue cuidarlas en la cuarentena. Los mandados cotidianos los hacían los adultos, aun y con todos los cuidados la pandemia los alcanzó, sin embargo, pudieron sobrellevar la enfermedad.

Gabriela y Génesis, con 12 y 15 años de edad, ya regresaron a sus clases presenciales en la secundaria y la vacuna será de gran ayuda. De hecho, su padre señala que es una etapa en la que pueden estar propensas a enfermedades debido a que, prácticamente, están saliendo otra vez al mundo después del aislamiento de tantos meses.

Gabriela compartió (con previa autorización de su padre) que después de vacunarse se sintió bien, con su familia ya esperaban el momento. Considera que ahora estará con mayor seguridad al interior de la escuela. Uno de sus relatos indica que a consecuencia de la pandemia de la covid-19 no pudieron ver a sus abuelos a lo largo de dos años, ellos también se enfermaron del virus y, agregó, fueron meses muy difíciles debido a que perdieron a algunos familiares.

“Me enteré porque mi mamá me entregó la hojita. Cuando me lo entregó me dio miedo, pero fue pasando el tiempo”. Las enfermeras del IMSS le dieron las recomendaciones que deben seguir para cuidar el brazo vacunado, entre otras cosas, que no haga mucha fuerza, que no coloque hielo ni que le den masaje en la zona vacunada. Ella recomendó a los de su edad a que se apliquen las dosis para que estén bien de salud.