Mujeres se manifestaron por un mundo mejor

El movimiento de Mujeres por un Mundo Mejor para Todas y Todos se manifestó la mañana de este 12 de octubre “como cuidadoras de la vida y la salud de sus familias”.

El movimiento de mujeres, campesinas, indígenas, estudiantes, amas de casa, profesionistas, vendedoras ambulantes, hijas, madres y abuelas dieron a conocer que su lucha es para un mundo mejor.

La manifestación se realizó en los espacios de una tienda departamental en donde dieron a conocer que un día como hoy pero del año 1492, “exactamente hace 528 años llegaron los españoles a nuestro continente, ejércitos enviados por la corona española, arribaron a nuestras tierras”.

“En su llegada fuimos sometidas, violadas y asesinadas, nuestras abuelas padecieron el terror de la Conquista.

“Nuestros hermanos, padres y abuelos fueron sometidos a trabajos forzosos para levantar un imperio y nos dejaron en la miseria”.

Que desde “la llegada de los invasores nació la resistencia de nuestros pueblos por su liberación y nosotras somos las semillas que continuamos esta lucha”.

Dieron a conocer que la manifestaron de este lunes fue para exigir respeto a la vida de sus hijas e hijos, esposos, padres, y madres, ya que día a día esas grandes empresas transnacionales los están matando, al introducirnos productos chatarras y refrescos embotellados, los cuales enferman y pone en peligro la salud y la vida de sus hijos e hijas.

Las integrantes del movimiento de mujeres dieron lectura a un documento en el que exigieron: hacer obligatoria la provisión gratuita de agua potable purificada en escuelas y en espacios públicos y comerciales, como una obligación irrenunciable del Gobierno Federal y de los gobiernos estatales y municipales.

Garantizar que al interior de los planteles educativos existan únicamente opciones saludables de alimentación y no productos procesados.

Proteger la infancia de la publicidad que promueve los malos hábitos alimentarios (como lo establece el artículo 17 inciso “e” de la Convención sobre los Derechos del Niño).

En este marco, prohibir la publicidad y promoción de alimentos y bebidas dirigida a la infancia (a excepción de los alimentos nutricionalmente recomendables) por todos los medios.

Así como impulsar campañas a nivel nacional de orientación alimentaria y comprensión de los nuevos etiquetados de los productos procesados de manera permanente, que establezca claramente la distinción entre los alimentos recomendables para una alimentación saludable, entre otros.