Con una importante afluencia turística se vieron las playas de Tonalá durante Semana Santa, la cual resultó con saldo blanco, informó Protección Civil, que agregó que todo fue un éxito. 

Se dio a conocer que los centros turísticos de Puerto Arista, Boca del Cielo, Playa del Sol y Madre Sal estuvieron en su máximo aforo y la seguridad estuvo garantizada para las personas que se bañaron en la playa, donde los salvavidas siempre estuvieron alertas.

Las autoridades dijeron que desde hace tres años las playas de Tonalá no tenía un cupo total debido a la pandemia de covid, pero en esta ocasión sí lo fue, ya que los turistas respondieron con su asistencia tras un buen tiempo de no visitarlas, además hasta este domingo se reportó saldo blanco. 

De tal manera que restauranteros y hoteleros, en voz de su presidente Alfredo Iglesias Garfias, aseguraron que esta Semana Santa “fue buena para todos”, hicieron buenos negocios, lo que permitió recuperar sus ventas, que se vieron severamente afectadas por la pandemia.