Participa Rosy Urbina en reunión de la ONU
La alcaldesa puntualizó que existe el compromiso del gobierno municipal con las agencias de la ONU para hacer de Tapachula una ciudad solidaria. CP

La presidenta municipal de Tapachula, Rosa Irene Urbina Castañeda, participa en la reunión de alto nivel de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU-Hábitat), sobre los avances en la aplicación de la nueva agenda urbana, que ubica en el centro de la atención la protección de la población en movilidad.  

Y es que dijo que Tapachula, en Chiapas, ha enfrentado una alta recepción de personas llegadas de diferentes partes del mundo, tanto que solamente el año pasado solicitaron refugio en México más de 131 mil, de los cuales el 70 por ciento lo hizo en esta ciudad de la frontera sur.  

Durante el encuentro “Ciudades Incluyentes, Comunidades Solidarias: el rol de los gobiernos locales para potenciar la movilidad humana”, realizado en la sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos, afirmó que los gobiernos federal, del estado y municipal suman esfuerzos para atender el fenómeno, aunque el aumento que se registra hace que se dificulte en cuanto al desarrollo social, de infraestructura y vivienda.  

En presencia del director del Acnur para las América, José Samaniego; el enviado especial del director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para la Respuesta Regional a la Situación Venezolana, Diego Beltrán y el embajador de la Unión Europea en Colombia, Guiller Bertrand, Urbina Castañeda reconoció el compromiso y trabajo realizado por Acnur, OIM y ONU-Hábitat para promover acciones que permitan la generación de ciudades incluyentes y comunidades solidarias.  

En ese sentido, dijo que conjuntamente con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, del gobernador Rutilio Escandón Cadenas y el Comité Internacional de Rescate de Acnur, se ha creado un mecanismo mediante el cual se vinculan a quienes han concluido su proceso de refugio con espacios laborales.  

Asimismo, se invierte en infraestructura urbana como los Centros de Desarrollo Comunitario, en donde se brindan servicios de capacitación y certificación de habilidades técnicas, además de realizar cursos de idiomas.  

Urbina Castañeda insistió en que Tapachula es una ciudad resiliente y a la migración se le reconoce como fundamental en su identidad, por lo que se tiene que diseñar los planes de desarrollo considerando los flujos de personas que provienen de diversas naciones del mundo.