En un evento público una mujer pidió al alcalde de Pijijiapan, Alberto Albores Lima, que pague los 300 tamales que le pidió elaborara para alimentar a los ciudadanos que asistirían a un mitin en días pasados. En un video que circula en redes sociales, se observa que la mujer habla frente al gobernador de Chiapas durante la entrega de una calle pavimentada en la comunidad Las Brisas, para pedirle que interceda ante Albores Lima con el fin de que le pague.

Aunque no dice cuándo ocurrió el evento, la mujer, que asegura es madre soltera, narró lo siguiente: “‘Prepárame 300 tamales para mi gente’. Yo se los preparé y allá llegaron todos, a comer, a mi casa, a la casa de mi madre. Y no es justo que me hayan quitado mi trabajo”, (contó la mujer al borde de las lágrimas).

Por eso, “yo le pido señor gobernador que usted abogue por mí y que se me devuelva… y se me restituya mi trabajo. Yo he sido una persona muy trabajadora. Amo mi trabajo y cuando íbamos a comunidades, veníamos a las seis u ocho de la noche y hasta acá me traían y no podía ver a mi hijo”.

“No es justo lo que me hizo (el presidente municipal). No vi un solo peso, ni siquiera las gracias me dieron. Nada. Yo quiero que me ayude. Por eso mi voz está hoy aquí para decirle eso que pasó”, agrega en el video.

A principios de septiembre, Alberto Albores Lima fue exhibido por gastar 68 mil pesos en mariscos, para la manutención de migrantes que llegan al municipio que gobierna, en su tránsito hacia la frontera norte.

La factura por 68 mil pesos fue comprobada ante la Auditoría Superior del Estado de Chiapas (ASE), como parte de los gastos del DIF en apoyo a la población migrante.