Desplazados pactan desbloqueo de carretera federal

La comunidad evangélica de Mitzitón, Chiapas, sólo quiere regresar a sus hogares de donde ha sido desplazada por grupos católicos, y que se respete su libertad de culto. Por ello, aceptaron el diálogo para llegar a un acuerdo  de paz y concordia, y a su vez participar en cargos públicos en beneficio de la comunidad, rechazando la violencia y los bloqueos que únicamente perjudican a  terceros. 

Las organizaciones evangélicas de Chiapas, que apoyan a evangélicos de Mitzitón, ofrecen disculpas a los ciudadanos, especialmente a San Cristóbal de Las Casas, Teopisca, Comitán de Domínguez, Ocosingo y Tuxtla, entre otros municipios, por el bloqueo en el tramo carretero San  Cristóbal-Teopisca, a la altura de  Rancho Nuevo, por parte de los dos grupos de choque entre  religiosos católicos y evangélicos, ya que dicha carretera se encontraba bloqueada por católicos que no permitían el acceso a las personas que pretenden visitar a sus familias, hacer sus compras y demás actividades sociales.

Por tal motivo solicitan la intervención de autoridades competentes para que tomen cartas en el asunto, ya que no quieren más derramamiento de sangre, tal como está sucediendo en Pantelhó, entre otros municipios;  ya que últimamente Chiapas está fuera de control.

Su organización evangélica, dicen, da su total respaldo al grupo evangélico que ha sido desplazado de sus hogares, señalando que ellos no están acostumbrados a hacer bloqueos ni expulsar a personas. Lo único que quieren es que en Mitzitón haya libertad de  creencias, tal como lo establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que haya libertad de creencia y libre albedrío, eso es lo que buscan.

Los evangélicos están dispuestos a cooperar, a aceptar cargos en la comunidad: como agentes municipales, comisariados, patronatos, juntar leña y todo lo que llegue a ser necesario para la comunidad. Sólo rechazan categóricamente las expulsiones, ya que este problema no comenzó ahora, esto ha existido desde hace mucho tiempo, donde ha habido muertos, quemas de casas y bloqueos carreteros.

Es por eso que urgen la intervención de las autoridades, para que no los obliguen a creer en la religión católica, cuando existe la libertad de credos religiosos.

Lo único que quieren los hermanos evangélicos de Mitzitón es que se les permita vivir en esa comunidad, ya que ahí nacieron, crecieron, tienen su patrimonio y ahí están sus hogares y su familia; dicen que están cansados de dormir en las banquetas de las calles, puesto que ellos no tienen casas en San Cristóbal.

Mencionan que sus compañeros evangélicos no están solos, cuentan con el respaldo de todas las organizaciones evangélicas en Chiapas, y que si algo les pasa, harán responsables directos a los señores Guadalupe Díaz Heredia (comisariado ejidal), Pedro Jiménez Jiménez (agente), Silvano Pérez Díaz, Agustín Díaz Gómez, Miguel Díaz Heredia, Fausto Díaz Heredia, Juan Díaz Heredia, Alejandro Jiménez González, Sebastián Jiménez González (excomisariado) y a Pedro Díaz Heredia, debido a que son las personas que, según dicen, son las únicas que se han dedicado a amenazarlos de muerte, siendo las mismas personas que bloquean la carretera a la altura de Rancho Nuevo, sobre la carretera Teopisca-San Cristóbal, donde continúan afectando a la ciudadanía en general.