En el marco de la jornada de protestas, con ayunos, encadenamientos, acciones legales y marchas, un grupo de migrantes realizó este jueves por la noche una vigilia en la que piden la reivindicación del INM en el tema del proceso de regulación para que se les permita salir de Tapachula sin ser detenidos y se les otorguen los documentos para ese fin.

Entre lágrimas, oraciones, música y peticiones del grupo de centro y sudamericanos, haitianos y africanos, “buscan estar más en comunión con Dios”, por lo que llevaron a cabo la reunión en la que piden que la autoridad no continúe desoyendo el clamor de este grupo de migrantes, que “como única bandera es la búsqueda de mejores condiciones de vida” para ellos y su familia.

A su vez, el activista de derechos humanos de la organización Pueblo Sin Fronteras, Irineo Mujica Arzate, expuso que el evento que se realiza en el parque central Benito Juárez es una acción más que busca la apertura al diálogo y solución de parte del INM ante el grave problema que enfrentan en Tapachula, por lo cual además han pedido a organismos de defensores de derechos humanos e instituciones internacionales sean mediadores, pero a la fecha no se ha podido tener un contacto directo con la delegada Paola López Rodas.

En ese sentido, el activista ha señalado que a través de oficiales del INM se ha implementado una campaña de criminalización de migrantes y sus defensores, han contratado a un grupo de “troles” y gente que se dedique a denostar en redes sociales y medios la intención de migrar de los extranjeros en Tapachula.