Ante el incremento de la ingesta de alcohol durante Semana Santa, el Centro de Integración Juvenil (CIJ) de Tapachula hizo un llamado a la población a evitar el exceso e intensificó las acciones de prevención de adicciones previo a ese periodo vacacional, toda vez que las estadísticas señalan que en esta época aumenta el consumo, así como de tabaco y marihuana en jóvenes. 

La directora del centro, Ana Lidia Ovando Gordillo, afirmó que en este periodo vacacional el consumo de bebidas alcohólicas y drogas llega a incrementarse hasta en 40 por ciento, porque los jóvenes tienen más tiempo de ocio para convivir con amigos, lo que aumenta la vulnerabilidad a entrar en contacto con estas sustancias. 

Dijo que, además, este sector poblacional va en grupos a los eventos que se realizan en las playas, donde la venta de alcohol se da al por mayor y, muchas veces influenciados por amigos, comienzan a ingerirlo, lo que los coloca en una situación de riesgo, ya que son más vulnerables a sufrir un accidente. 

Señaló que los jóvenes no llegan a medir las consecuencias del consumo y mucho se arriesgan a conducir vehículos, provocando terribles accidentes automovilísticos, donde no sólo exponen su vida sino la de los demás. 

Detalló que por ello el CIJ, previo a la temporada vacacional refuerza las acciones preventivas en jóvenes desde 12 a 19 años, que son las edades de riesgo; se les orienta sobre los riesgos que trae el consumir estas sustancias, no sólo a su salud, sino también a la sociedad, ya que un buen número de accidentes carreteros que se registran en esta época es causado por conductores en estado de ebriedad.