Recursos para obras son insuficientes

El Fondo para la Infraestructura Social Municipal durante el 2020 otorgó a la capital recursos por poco más de 150 millones de pesos, los cuales sólo se pueden destinar a Zonas de Atención Prioritaria.

En una estimación realizada por expertos, la capital chiapaneca requiere de una cantidad de recursos estimada de 15 mil millones de pesos, para la reparación total de las vialidades.

En Tuxtla Gutiérrez, las colonias como Terán quedan fuera de este dictamen federal, por lo que las obras que se ejecutan en colonias como esta provienen de recursos propios.

Las manzanas consideradas Zonas de Atención Prioritaria son catalogadas así por la densidad de población y el nivel de pobreza de los habitantes, contemplando a los de pobreza extrema como principal objetivo de atención.

La administración de la ciudad durante este trienio dio prioridad a la pavimentación mixta, la cual incluye una zona de empedrado y rodadas para los vehículos.

Tras un análisis de la administración, se logró determinar que lo mejor era destinar recursos a calles de alto tránsito de personas, de acceso y salida, o en los alrededores de las escuelas, centros de salud y puntos de referencia para los habitantes.

Estos recursos lograron destinarse a la pavimentación de 160 calles durante el año 2020, en tanto que las obras que se construyen fuera de este concepto se saldan con recursos pertenecientes al Programa de Inversión Municipal.