Se registran bajas ventas en los productos básicos

Los pequeños comerciantes padecen las bajas ventas en los productos de la canasta básica por los constantes incrementos. El panorama general es que la población compra menos productos en periodos más largos de tiempo. En este 2022, el limón es uno de los que más elevó su costo, pasando de 10 a 35 pesos por kilogramo.

En los mercados tradicionales de Tuxtla el panorama es preocupante, luego del repunte de diciembre las ventas han caído de nueva cuenta del 10 al 20 por ciento.

Productos como el huevo, arroz, frijol, entre algunos enlatados, todavía conservan el precio del 2021. El aceite comestible sufrió un incremento considerable en este 2022, de hasta 12 pesos por litro.

Pero esto no es todo, se ha dado a conocer que en lo inmediato los empresarios harán un ajuste al precio de la tortilla, lo que impactará aún más en el bolsillo de la población.

Durante un recorrido en los mercados tradicionales, los vendedores dieron a conocer que de los productos que más elevaron su precio fue el limón, el cual increíblemente pasó de un costo de remate de dos bolsas por 10 pesos durante noviembre-diciembre, a 35 pesos el kilo en la segunda semana de enero del año en curso. Esto se debe principalmente a la escasez que existe actualmente de este producto, que viene de la región Norte del país, principalmente.

Informaron que actualmente a precio de mayoreo el kilo de limón está a 20 pesos, y a menudeo alcanza los 38 pesos.

La reja de este producto con 20 kilos tiene un costo de 450 pesos, pero también otros cítricos como la naranja y la mandarina han elevado sus costos.

La naranja está a 2.50 pesos la pieza. En el caso de la mandarina, la reja pasó de 250 pesos a 320 pesos, por ello también incrementó su precio a la venta.

Estos precios continuarán así hasta el mes de marzo en los cítricos, ya en abril se normaliza por el incremento en la producción.

Algunos productos que conservan un precio relativamente bajo son el tomate, que está a 15 pesos el kilogramo, la cebolla a 20 pesos por kilo, y en el caso de la guayaba, bajó el costo de la reja de 300 a 260 pesos, además el costo por kilo es de 20 pesos.

Los locatarios han optado, bajo este panorama, por comprar menos cantidad, y en algunos casos no ofertar estos productos por las bajas ventas y los altos costos que prevalecen, pues aseguran que es una pérdida.