Sin luz y con cortinas  regresan a clases

Después de que la constructora Topografía y Servicios Agrarios (Topsa) S.A de C.V. no cumpliera al 100 por ciento con la remodelación de algunos salones en la primaria Adolfo López Mateos, en Tuxtla Gutiérrez, y que significó la suspensión de actividades académicas, el director de la institución, Hugo Escobar Álvarez, informó que este lunes 13 de enero se reanudaron las clases, aunque las aulas se mantienen sin luz y se colocaron cortinas.

Entrevistado sobre el tema, detalló que se hicieron cambios -debido a que la escuela no está remodelada- en los salones de clases para que los 580 estudiantes, de todos los grados, no se distraigan.

“Se normalizaron, como se acordó ese día miércoles 8 de enero; las clases se reanudaron y los 580 niños asistieron formalmente a partir de las 8:00 am; tuvimos que hacer unos ajustes”, explicó.

Cuestionado si procederán de forma legal en contra de la empresa Topsa, el director comentó que han dialogado con personal de Planeación Educativa, las autoridades estatales y de la propia compañía; se acordó que los trabajos van a continuar, tal y como quedó establecido desde el inicio.

El proyecto contempla la rehabilitación de los salones de quinto y sexto grado, las gradas y 78 metros de barda perimetral. También se construye un edifico “B” con cuatro salones de clases, los cuales -con anterioridad- fueron demolidos.

La empresa realizará todo el proceso de acabado, pintado, instalación de la energía eléctrica, alumbrado y herrería; no obstante, no se determinó una fecha para culminar la remodelación.

Las autoridades educativas harán un balance el próximo 15 de enero, en esa fecha sabrán en qué porcentaje se avanzó con la construcción de los inmuebles; posteriormente, vendrá la etapa de decidir si continúa Topsa con el proyecto o se busca a otra empresa para concluir los trabajos. La obra tendrá un costo de tres millones 400 mil pesos.

Dentro del acuerdo que tomaron los padres y madres de familia la semana pasada, se estableció que los alumnos estarán en clases de 8:00 am hasta las 13:00 horas. La empresa debe hacer sus actividades en horario vespertino, nocturno o fines de semana, para no afectar las actividades académicas, tomando en cuenta que tuvieron el tiempo necesario para terminar con la rehabilitación de los salones.

Finalmente, el director de la primaria explicó que los padres y madres de familia firmaron documentos para proteger, vía administrativa, a los maestros en caso de que ocurra algún percance en tanto se realiza la reconstrucción.