Sueños del pueblo zoque inspiran documental

En el 2014, la cineasta Tania Ximena conoció el volcán Chichonal, que hizo erupción hace 40 años, pero un año después cuando volvió a la zona, con el grupo de vulcanólogos de la UNAM, un joven poeta zoque se acercó a ella para confiarle que había soñado esa visita a Nuevo Guayabal, comunidad que acogió a habitantes de varias comunidades afectadas por la erupción.

Cuatro décadas después los zoques cuentan en una película qué ocurrió con la tragedia que mató a más de dos millares de personas y provocó que 12 mil habitantes dejaran sus hogares para siempre.

Siete años después de ese primer contacto con el volcán, los cineastas Tania Ximena y Yollotl Gómez Alvarado decidieron plasmar en una cinta la historia de los zoques de Nuevo Guayabal, donde viven los habitantes de Francisco León y de otras comunidades afectadas por la erupción en marzo de 1982.

Era marzo del 2015, recuerda Tania, cuando al término de una asamblea, Trinidad, un joven poeta y artista zoque se acercó a ella y a los vulcanólogos del Instituto de Geofísica de la UNAM para decirles que días antes había soñado que personas extrañas llegaban al pueblo.

Fue ese personaje el que “nos abrió el mundo a la cosmogonía zoque”, dice Tania. Hoy, los zoques que sobrevivieron al colapso, cuentan sus experiencias y sus sueños en la película Pobo Tzu, (noche blanca), de una hora y 21 minutos.

Proyección

Hace unos días la cinta se exhibió gratuitamente en cinco municipios cercanos al cráter, donde llegaron hombres y mujeres, muchos que eran niños y adolescentes al momento que ocurrió la explosión que lanzó miles de toneladas de rocas, arena y ceniza y que dejó a oscuras gran parte del territorio chiapaneco por varios días.

Aunque el número de fallecidos es incuantificable, se maneja una cifra de dos mil personas que perdieron la vida y más de 12 mil dejaron sus antiguos asentamientos en varios municipios.

En la película, los zoques revelan, como poder hegemónico ancestral a sus conocidos y familiares, los sueños que han tenido sobre el volcán Chichonal. Fulgencia Domínguez Martínez asegura que antes de la erupción soñó que el volcán que se conoce como Pyogba chu’we (la mujer que arde) le hablaba. Consigue ver en su sueño unos tubos con fuego y humo. Estaba a punto de despertar el volcán, pero nunca entendió el sueño, hasta que ocurre la erupción. Trinidad Díaz Arias, un poeta que nace el 28 de marzo de 1982, en la selva, al momento en que su madre huía del pueblo, que era amenazado por los estruendos y la caía de los flujos piroclásticos, sueña con un tesoro enterrado en el centro del pueblo que desapareció. Le sugiere a sus paisanos que es el momento de buscar las campanas de la iglesia porque, asegura, tienen un gran valor económico.

Después de varias semanas de trabajo consiguen ver los muros del templo, los mosaicos, el pedestal donde descansaba la cruz y logran rescatar otros objetos en una manta, parte de un molino para moler semillas y una piedra con la inscripción: “Auxilio”.

Cuando los zoques ven la fachada del templo descubierta y que permaneció por más de cuatro décadas bajo el lodo, piedra y ceniza, festejan con una misa y rezos que encabezan unos diáconos.

Festivales

Pobo Tzu fue presentada en el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) en el 2021 y hace apenas un mes se llevó a Roma y Madrid. Se presentó en el DOC NYC, el festival de documentales de Nueva York, en Manhattan, del 9 al 17 de noviembre; en el Festival de Cine Independiente de Villa de Leyva, Colombia, entre el 11 al 14 de noviembre y se exhibe en el Festival de Cine Zanate, en Colima, del 20 al 26 de noviembre.

Ayer 22 de noviembre se presentó en la sala Julián Carrillo, de Radio UNAM y será el próximo jueves que se estrenará en salas de cine del país.

Entre el 25 al 30 de octubre, la película se presentó en Tumbalá, Ixtacomitán, Ocotepec, Tecpatán y Tapalapa, municipios que se ubican alrededor del cráter, donde llegaron autoridades tradicionales y cientos de pobladores que hablaron sobre el filme y la experiencia que vivieron hace 40 años, cuando hizo erupción el volcán.