Vendedor de frituras pide activar apoyo alimentario

La actual pandemia no sólo ha afectado a comerciales establecidos, también a aquellos que están en la informalidad y que dependen de la venta diaria para subsistir en medio de la contingencia sanitaria.

Caso específico el de don Lorenzo Pérez Ruiz, vendedor de chicharrín, quien expresó que ya no trabaja duro porque viene padeciendo dolencias tras una operación que le realizaron; en las tardes vende en el parque lo poco que tiene de productos, pero “este changarrito ya no da para la comida, no hay venta ni empleo, no es negocio vender 20 o 30 pesos al día”.

Pérez Ruiz refleja desesperación, por lo que dentro de su discurso pidió encarecidamente que los escuchen y apoyen, sobre todo ante la emergencia sanitaria desatada por la pandemia del Covid-19.

Debido a la discapacidad con la que cuenta no se puede emplear en cualquier trabajo, su fuente de ingreso es la venta de chicharrines, los cuales vende en el parque de Ocozocoautla, sin embargo por la pandemia se encuentra cerrado y las personas no salen, por lo tanto ya no puede vender.

Aunado a ello, cuenta que de por sí ha vivido en condiciones precarias, al no contar con los servicios básicos de un techo que pueda protegerlo del frío, lluvia o las altas temperaturas, sumándose también el nulo servicio de agua potable y el servicio de drenaje, que habían gestionado antes de que llegara la contingencia.

Don Lorenzo avienta un “el hambre sí nos va matar”, convirtiéndose en el principal problema el no tener ingresos económicos ni bienes alimenticios, pues dijo: “nos piden quedarnos en casa, pero aquí no hay nada, no hay despensa y no vamos aguantar el hambre hasta el 30 mayo. Al no estar sacando recursos por la pandemia y por eso pido al señor presidente de la República mande apoyo para los alimentos”, enfatizó.

¿Qué vamos a comer?, preguntó, “ya no hay venta y aunque voy a vender, lo que saco no es negocio, el parque está cerrado y los niños ya no salen comprar”, sollozó el vendedor de chicharrín.

Es por ello que don Lorenzo, al igual que muchos vendedores que están en esta situación, lanzaron un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno para que activen programas de apoyo alimentario y con ello enfrentar la pandemia, pues de otra manera se tendrá una situación de emergencia, ya que no hay ingresos que permitan llevar los alimentos a los hogares más necesitados.