Viables, iniciativas para condonar pago de Smapa

La contingencia sanitaria y económica que se vive por el Covid-19 en la entidad podrían enfrentarse si el Ejecutivo envía iniciativas al Congreso Local, y que estén vinculadas a condonar o diferir el pago por consumo de agua potable, situación que ayudaría en las finanzas de la población y del sector empresarial, explicó Jesús Alfonso Ramírez Aguilar, presidente del Capítulo Chiapas de la Academia Mexicana de Derecho Fiscal.

Añadió que, debido a las recomendaciones emitidas por las autoridades, es urgente que todos los espacios cuenten con el vital líquido para que exista la posibilidad del lavado de manos de forma constante.

Que suspendan el servicio de agua potable por falta de pago, enfatizó, traería consecuencias más graves vinculadas a temas de salud, que es lo más importante en estos momentos de contingencia.

Entrevistado sobre el tema, relató que más allá de un asunto de viabilidad, dicha acción es necesaria debido a que la pandemia traerá consigo un daño económico para las empresas, recordando que la mayor cantidad están enfocadas al rubro del turismo que, en la actualidad, están colapsadas.

Las consecuencias de que no haya ventas ni servicios, dijo, es que los patrones no verán reflejados una reducción en gastos fijos vinculados a los salarios, cuotas a la seguridad social, impuesto sobre la renta y del valor agregado, además de las contribuciones municipales y estatales.

“Conviene, para mantener y preservar el proceso productivo del estado, que se le den algunos incentivos (...), en México el 99 por ciento de las empresas son Mipymes y aportan el 70 por ciento del empleo que existen en nuestro país”, complementó.

Implementar estas medidas, remarcó, serán fundamentales para mantener la fuerza de trabajo en las micros, pequeñas y medianas empresas, para que la productividad no retroceda y para que las compañías no colapsen.

Tomando en cuenta que el sector hotelero tiene una nueva contribución estatal de un seis por ciento, sumado al pago del dos por ciento de hospedaje, es válido -dijo- que los empresarios pidan que se elimine dichas contribuciones y que estaría en manos del gobierno local cumplirlo.

Cuando se trata del sistema financiero, detalló, son los propios bancos los que deben decidir con quiénes realizan convenios para que los clientes no caigan en morosidad o retraso de los créditos que fueron otorgados.

Finalmente, exhortó a las autoridades a que tomen en cuenta las peticiones, considerando que estamos en época de declaraciones anuales para personas morales (vence el 31 de marzo) y de las físicas el 30 de abril; al tener la contingencia sanitaria, la población (sugirió) debe tener facilidades de pago para enfrentar la crisis en salud y también la económica.