Desarrollan prototipo para productos agrícolas
El proyecto utiliza la termografía pulsada que aplica un pulso de calor controlado. Cortesía

Los productos agrícolas constituyen una fuente importante de ingresos para las familias chiapanecas; entre los productos que se producen en mayores volúmenes en la región Sureste se encuentran el mango, el plátano y la papaya.

Sin embargo, existe una desventaja, ya que el periodo de tiempo para la comercialización de estos productos en fresco es corto, y si no se logran comercializar en ese tiempo se producen pérdidas económicas importantes.

Beneficio

Una forma de reducir estas pérdidas y de darle un valor agregado a los productos agrícolas es la deshidratación por calor. La calidad del producto deshidratado depende de varios factores: la humedad inicial del producto, la temperatura y la humedad relativa del ambiente.

Con base a ello, investigadores del Instituto Tecnológico Nacional de México (TecNM), Campus Tuxtla Gutiérrez, desarrollaron una tecnología para asegurar la calidad del producto deshidratado que beneficiaría a los productores chiapanecos.

El proyecto consiste en un prototipo que utiliza una metodología llamada termografía pulsada, en donde se aplica un pulso de calor controlado al producto agrícola, el cual es observado por una cámara infrarroja.

La respuesta del producto deshidratado al pulso de calor es un indicador de la humedad presente en el producto agrícola; los investigadores a cargo del proyecto son el doctor Madaín Pérez Patricio y el doctor Jorge Luis Camas Anzueto.

Investigadores

Participan también los alumnos José Armando Fragoso Mandujano y Eluiser Toledo Argüello, quienes destacaron que con el uso de esta tecnología los productores agrícolas podrán darle un valor agregado a sus frutos, mejorando de forma importante sus ingresos.

El doctor Madaín Pérez Patricio explicó que este prototipo mide la cantidad de humedad que tiene aún el producto a deshidratar, y esto es de gran valor para el sector agrícola, “ya que este proyecto es un impulso para mejorar las condiciones del campo y así también se demuestra la capacidad tecnológica con la que cuenta nuestro instituto”.