El programa “Becas para el Bienestar Benito Juárez” tiene cobertura en todos los municipios del estado de Chiapas, con más de 775 mil beneficiarios de los tres niveles educativos que existen en el país: básica, media superior y superior. Se destinan alrededor de siete mil millones de pesos al año.

En educación básica son beneficiarias poco más de medio millón de familias, con hijos en preescolar, primara o secundaria, en el sistema público, en localidades indígenas o no, de alta marginación y muy alta marginación.

Reciben el apoyo durante cinco bimestres al año en cada ciclo escolar a través de una orden pago, una tarjeta del Banco Bienestar o en sus localidades directamente, con un total de 840 pesos mensuales por niño.

Respecto a educación media superior el programa es universal, es decir, cualquier estudiante de una escuela pública, Conalep, Cecyt, Cecytech, Cbtis, tiene derecho a recibir la beca durante los tres años de su educación, igualmente 10 meses al año. Actualmente beneficia a poco más de 200 mil.

Ernesto Gómez Pananá, responsable de la Oficina de Representación en Chiapas del programa, comentó que para educación superior el programa se denomina “Jóvenes escribiendo el futuro”, se otorga alrededor de dos mil 500 pesos al mes, en un promedio de cuatro años que dura una licenciatura.

Va dirigido a normales rurales, normales indígenas, universidades interculturales o indígenas, universidades Benito Juárez. Se atiende al 100 % de los estudiantes. Actualmente reciben el apoyo más de 25 mil jóvenes.

En este caso, los jóvenes se postulan y la coordinación hace una evaluación de quién debe recibir el apoyo por sus condiciones socioeconómicas; la cantidad de beneficiarios aceptados va en función del presupuesto; los que no son aceptados pueden internarlo el siguiente semestre.

Por otra parte, cualquier joven que se inscriba para plantel de bachillerato del sistema público automáticamente queda dentro del programa, con el sólo hecho de inscribirse y ser alumno regular, debido a que la validación de las matrículas se hace cada semestre por las directivas de cada plantel.

El objetivo de este programa es que todos los estudiantes, del nivel que sea, puedan apoyarse con el recurso que reciben para poder continuar sus estudios, considerando que residen en localidades de alta o muy alta marginación.

Gómez Pananá comentó que anteriormente el alcance del programa en educación básica era mayor, había más familias beneficiadas y el apoyo era por niño; sin embargo, el beneficio era hasta el bachillerato porque la beca no era universal.