Acusan a Brizio de no saber las reglas del arbitraje

Con ocho juegos dirigidos en Copa del Mundo y un sinfín de finales en la primera división de México, es poco lo que se le puede “contar” a Armando Archundia, quien desde su trinchera ve cómo el arbitraje mexicano se quiebra, con constantes fallas, porque “lo que antes era clasificado como error, ahora son horrores”.

El mundialista en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010 no entiende por qué tanta confusión de sus excolegas con el VAR. “Con esta herramienta el arbitraje debería ser casi perfecto, lo que pasa es que no lo entienden; en jugadas flagrantes, no revisan, y en acciones grises, ahí están pegados”, declaró.

Habla con conocimiento de causa: “Estuve ahí cuando se dio el primer curso, lo recuerdo bien. Decían ‘el VAR debe intervenir en un error manifiesto y no se debería buscar en jugadas grises’, pero ahora lo hacen hasta en las blancas. Cómo es posible que revisen una falta en el Atlas-Cruz Azul; es falta pero no evidente. Pero lo de Atlético de San Luis-Pumas no lo entiendo, no me lo explico. No hay contacto con el portero, ya lo vi por todas partes y no veo falta”.

¿Será que los silbantes se ponen nerviosos al tratar temas de descenso o de multas, como es ahora? “Pues si te pones nervioso con eso, para qué estás. Muchos ya tienen experiencia; creo que soy el árbitro con más juegos en ese tema. Lo que pasa es que falta instrucción. Hay una Comisión de Árbitros solo de nombre. Trajeron a un chileno (Enrique Osses) que hizo un muy mal trabajo en su país y no se ha visto nada desde su llegada”, aseguró.

Crítica

Las críticas, dijo Archundia, no llevan nada oculto ni nada personal contra Brizio. “El que más me criticaba a mí como árbitro era él. Pues, así como dice el dicho, ‘el que se lleva que se aguante’. Yo lo que digo es que no se sabe las reglas. En sus ‘mañaneras’ de los lunes (informe arbitral) se expone. No debe salir a justificar a sus árbitros. Que los meta en la cancha a entrenar, a practicar, no todo se arregla con videos”, expresó.