“Cherokee” vio el favoritismo hacia “Panterita”

“No peleó como esperábamos, simplemente se corrió. Como mexicano pensé que si iba a quedar en el centro”, fueron las primeras palabras que emitió Pablo “Cherokee” Macario, quien el fin de semana pasado perdió el título juvenil plata del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante Luis “Panterita” Mandujano, resultado que, a su parecer, fue una decisión localista de los jueces.

Sin titubear, el exmonarca guatemalteco declaró que haber hecho la pelea en Tuxtla Gutiérrez influyó para que Mandujano saliera con los brazos en todo lo alto.

“Fue muy exagerado esto (el resultado), merecía ser un empate, pero esto del Boxeo es muy impredecible… La verdad no sé qué calificaron. Era de esperarse porque estaba en su casa y aquí había que noquear”, indicó.

Más allá de acusar el favoritismo para el chiapaneco, Pablo Macario se dijo tranquilo y satisfecho, incluso sin haber dado el máximo que él y su equipo querían brindar sobre el ring del Centro Deportivo Roma. “Me voy satisfecho porque di un buen espectáculo, quizá no el cien por siento, pero me voy a preparar más fuerte para la revancha, y que se agarre (‘Panterita’)”, expresó el “Cherokee”, quien además reveló que habrá una segunda pelea entre ambos pugilistas, la cual será en Guatemala, pero no han fijado la fecha.

Para el excampeón juvenil plata del CMB, una de las claves de su derrota fue que desde principio intentó noquear a Mandujano, algo que entre líneas se interpreta como un error grave en el planteamiento de su pelea. “Quise arrancarle la cabeza. Vi un par de peleas de él y me dijeron que teníamos el mismo estilo, pero sintió mi pegada y se corrió. Le di un susto con el gancho y se tiró al piso, el réferi, no sé por qué, le dio mucho tiempo de recuperación; fue muy exagerado. Luego, cuando se le desató la cinta dos veces se perdió más tiempo”, finalizó.