Suspenden a asistentes que olvidaron banderines

El encuentro de eliminatoria mundialista en el que Argentina derrotó 2-1 a Chile tuvo un hecho inusual que llamó la atención, ya que los árbitros asistentes olvidaron los banderines y tuvieron que improvisar.

Los abanderados brasileños Fabricio Vilarinho y Rodrigo Correa dejaron las banderas en el hotel, por lo que el primer tiempo tuvieron que colocar chalecos. Para la segunda parte ya contaban con su instrumento de trabajo, pero ese descuido les costó un castigo ejemplar de la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol).

El organismo de Futbol sudamericano compartió en horas recientes un comunicado en el que señala que decidió “suspender a los árbitros asistentes Fabricio Vilarinho y Rodrigo Correa por cuatro meses en el ejercicio de sus funciones en competiciones organizadas por la Conmebol”.

En el documento firmado por el presidente de la comisión de árbitros de esta confederación, Wilson Seneme, detallan la razón del castigo. “Han incumplido en las funciones otorgadas no llevando los implementos básicos para realizar sus labores (banderines), poniendo en riesgo el normal desarrollo del partido”, añade el comunicado oficial.