Jugarán a siete entradas en la Liga Mexicana

Con la intención de reducir el tiempo total de los encuentros, la Asamblea de Asociados de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) decidió acortar los partidos de los martes y miércoles, del rol regular de la temporada 2022, de nueve a siete entradas, además de implementar el uso de cronómetros para agilizar las visitas y los cambios de lanzadores.

A través de un comunicado, el circuito argumentó que esta medida avala su compromiso con la innovación para tener un mejor producto. “Cabe señalar que hubo una revisión exhaustiva de las ventajas y desventajas de esta decisión, tomándose la determinación de implementarla y hacer una evaluación de dicha medida desde todos los ángulos”, indicaron.

Los juegos de martes y miércoles de la campaña regular tendrán un horario fijo en cada plaza, comenzando a las 19:30 horas, a excepción de los duelos de Toros de Tijuana, por el huso horario de esa ciudad fronteriza. “El propósito con la reducción de los encuentros es que la duración de los juegos sea de menos de tres horas. Los partidos de siete entradas en la LMB tienen una duración promedio de dos horas y treinta minutos”, detallan en el documento.

Esta medida ya se puso en práctica en torneos internacionales de la Confederación Mundial de Beisbol y Softbol. En la edición más reciente (2021) de la Copa Mundial Sub-23 de la WBSC en Ciudad Obregón y Hermosillo, todos los compromisos fueron programados a siete entradas.

Otra modificación que entrará en vigor de manera paulatina en la temporada 2022 es la del uso de cronómetros en los 19 estadios del circuito. Desde el 6 de mayo habrá cronómetros en los “backstops” y, para mediados de junio, habrá dos cronómetros en todos los parques de pelota, los cuales servirán para llevar el tiempo entre visitas y cambios de lanzadores.

Habrá cuatro visitas al montículo para cada juego de nueve entradas y tres para los de siete entradas, cada una de 30 segundos máximo. La penalización será de una bola. En el caso de los cambios de lanzadores, constará de dos minutos máximo y la penalización será de una bola.