Los Pumas, con la resaca del torneo pasado, reciben este fin de semana al León, que se encuentra en un peor estado en el Guard1anes 2021 a pesar de ser el vigente campeón de la Liga MX.

En Ciudad Universitaria no ven este cotejo como una revancha, debido a que no es una final, pero sí existe una “espina clavada”, dijo Juan Iturbe, y es una oportunidad de levantar para lo que se viene en la segunda parte del certamen.

“Sería bueno despegar frente a un grandísimo equipo, como León, que también pasa por un mal momento. Solo los grandes se alzan, van para adelante y sacan esta situación que nos toca”, comentó el paraguayo. Los auriazules marchan en la posición 13 del torneo, con apenas cinco puntos y tres goles a favor. La Fiera está en la 17, con cuatro unidades.

“Sabemos de la importancia, es un partido más de Liga MX, tres puntos que serán muy valiosos para nosotros. No tenemos margen de error, el domingo debemos salir a ganar y hacer todo lo posible, porque los equipos de arriba (en la tabla) se están despegando”, declaró.

Iturbe explicó que el poco tiempo de preparación del certamen pasado puede ser un factor por el que los finalistas del Guard1anes 2020 se encuentran fuera de la zona de repechaje antes del segundo tercio de la fase regular.

Lo que Pumas sí ha mantenido con éxito, a pesar del complicado arranque de año, es la imbatibilidad en el estadio Olímpico Universitario: su última derrota en el Pedregal fue el 23 de febrero de 2020, ante el Morelia; una marca positiva que aspira a continuar después del mediodía de este domingo.