Abren concurso literario José Alvarado

En octubre será emitida la convocatoria para la primera versión del concurso nacional literario José Alvarado, auspiciado por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

El propósito del certamen es que las nuevas generaciones de escritores mexicanos “conozcan a ese autor indispensable” que fue aquel periodista, narrador y ensayista neolonés (1911-1974), además de estimular entre aquéllos el compromiso con el lenguaje.

La noticia fue proporcionada por el secretario de Extensión y Cultura de esa casa de estudios, Celso José Garza Acuña, durante el homenaje que el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), por conducto de la Coordinación Nacional de Literatura, rindió el domingo a José Alvarado Santos, con motivo de su 45 aniversario luctuoso, que se cumplirá el 23 de septiembre.

El fallo del certamen será en marzo de 2020, lo mismo que la ceremonia de premiación, adelantó el funcionario universitario, quien destacó que el premio es una forma de rendir homenaje permanente a quien en los años 60 del siglo pasado fue rector de la UANL.

El acto en memoria de José Alvarado tuvo lugar en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes y consistió en una mesa redonda en la que, además de José Garza, el periodista José Luis Martínez S. y el poeta Margarito Cuéllar recordaron la personalidad bohemia y antisolemne del homenajeado, la virtuosa calidad de su escritura y su intachable compromiso con el periodismo y las letras.

Evocaron la amistad que el autor sostuvo con Octavio Paz, Carlos Fuentes y Renato Leduc, sus incursiones en cantinas y casas non santas de la Ciudad de México, su lucha por la educación universitaria en su estado natal, su intempestiva renuncia a la rectoría de la UANL por motivos políticos, su erudición y su brillante trabajo periodístico y compromiso social en diversas publicaciones, entre ellas el diario Excélsior.

El acto sirvió también a manera de presentación del libro José Alvarado. Antología, una coedición de Ediciones Cal y Arena y la UANL de cuya compilación se encargó Margarito Cuéllar.