Artistas plasman su sentir en las calles
La serie de televisión The good doctor se transmite todos los lunes a las 20:00 horas por Sony Channel.

El mensaje de inclusión que pretende dejar la serie de televisión The good doctor inició una campaña para que personas con diferentes discapacidades demuestren su talento en el arte pintando murales en la Ciudad de México.

En esta ocasión fueron tres artistas los que se reunieron en las calles de la colonia Roma para pintar murales en unas cortinas de un negocio privado, haciendo que los transeúntes se detuvieran a apreciar el trabajo que estaban realizando.

“No hay límites, los límites se los pone uno”, es lo que quiere transmitir Christian Martínez González, Kins; él tiene artrogriposis congénita múltiple, que es un síndrome caracterizado por la falta de desarrollo en los músculos de los brazos.

Estudió diseño gráfico y nunca vio como limitante su discapacidad, desde muy pequeño empezó a interesarse por el dibujo y tomó como símbolo un colibrí, porque para él representa la libertad y los sueños y metas que puede alcanzar.

“Yo creo que en la vida hay oportunidades y uno solito se las cierra, siempre hay solución para todo no hay porque agacharse, tirar la toalla y siempre hay que seguir para adelante”, comentó.

Miguel Arturo Sandoval tiene microtia, que es una enfermedad que no le permitió el desarrollo de un oído.

“Algo que me apasiona mucho es la música, de hecho mucho de mi trabajo gráfico está relacionado con la música, pero yo no escucho la música como los demás, yo no escucho nada del lado izquierdo, digamos que yo escucho de forma monoaural, mientras que ustedes escuchan en estéreo”, explicó.

Para el artista este tipo de actividades es una buena oportunidad para expresar lo que siente, porque quiere transmitir un mensaje de autoestima, de aceptación de uno mismo y seguir adelante, sin nunca detenerse.

La ilustradora Valeria Hipocampo, quien también participó en el proyecto, indicó que pertenece a la comunidad LGTBQ y para ella las actividades como esta son muy buenas para demostrar sus capacidades.

“Yo creo que quieren marcar la importancia que a partir de nuestras diferencias no se vean como limitaciones sino una manera de enriquecer no solo a nosotros mismos sino a la sociedad en que vivimos”, dijo.