Brad Pitt confiesa que tras su divorcio de Angelina Jolie, acudió a terapia de sesiones grupales a Alcohólicos Anónimos, donde dice que pudo liberarse de todo el peso que “cargaba” sobre él.

El actor en entrevista con The New York Times comentó: “Tengo asuntos familiares que ahí siguen. El hecho es que todos cargamos dolor, pena y pérdida, pero pasamos la mayor parte de nuestro tiempo ocultándolo, pero está ahí, está en ti, entonces abres esas cajas, había llevado las cosas tan lejos como pude, así que eliminé mis privilegios de beber”.

Brad agradece que las personas que estaban ahí, todos hombres, guardaron total discreción de las cosas que él habló, no lucraron con sus confesiones, vendiéndolas a los medios amarillistas.

“Los tenías a todos sentados, con el corazón abierto y honestos, de una manera que nunca los había escuchado. Era un espacio seguro, donde había pocos prejuicios, y por lo tanto poco juicio de ti mismo. En realidad fue realmente liberador, solo exponer los lados feos de ti mismo, hay un gran valor en eso”, expresó el famoso actor.