Despiden a director de la Orquesta Sinfónica
Roberto Peña Quesada y los músicos de la OSCH. Cortesía

Roberto Peña Quesada fue retirado del cargo como director de la Orquesta Sinfónica de Chiapas (OSCH), al igual que sus hijos Ana Catalina y Roberto Peña Sommer, situación que provocó que los integrantes de dicha agrupación citaran a una rueda de prensa para manifestar su postura.

Los músicos dijeron estar preocupados, pues piensan que se trata de un pretexto para dar por terminado un proyecto que tiene más de 20 años de existencia. “Como se han dado las situaciones ahora en el país, creemos que es simplemente una excusa para darle fin a todo este proyecto. De hecho, todos tenemos esta inconformidad ya que creemos que de ahí se pueden agarrar para decirnos que si no hay director, pues, no hay recursos y nos quedamos sin dinero”, señalan.

Horas antes del encuentro con los medios de comunicación, Roberto utilizó sus redes sociales para publicar un mensaje sobre el supuesto motivo del despido. Aseguró que sus hijos pasaron por un proceso de selección como cualquier otro músico, y que fue la institución la encargada de hacer la audición y conformar el jurado, así como de la contratación.

Ya en la rueda de prensa, argumentó que el departamento jurídico del Consejo Estatal para las Culturas y las Artes de (Coneculta) pudo haber justificado la acusación de nepotismo que hizo la Auditoría Superior del Estado de Chiapas, como ya había ocurrido en 2019.

“Porque precisamente el departamento jurídico del Coneculta, y quiero que quede muy claro esto, organizó la audición en el 2019 y trajo a los jurados externos para que mi hijo Roberto Peña Sommer entrara a la orquesta nuevamente, ya que él estuvo fuera del estado probando suerte, pero como se siente muy comprometido con la entidad regresó”, asevera.

De igual forma, refiere que no pueden acusarlo de la contratación de su hijo, ya que en el cargo de director no tenía esa facultad porque todo lo maneja la dependencia gubernamental, incluyendo las audiciones para los nuevos músicos que formaran parte del grupo. Asimismo, se disculpó por hablar a nivel muy personal, pero quiso exponer su sentir ante esta situación.

“Cumplo 30 años de haber llegado al estado de Chiapas. Pasé por la Escuela de Música y creé el proyecto de la Orquesta Sinfónica Infantil en la Secretaría de Educación; luego la llevamos a Coneculta para hacer algo positivo. Me queda claro que un día tenía que irme, pero yo pensaba despedirme de la gente y del público que nos acompañó a lo largo de estos años con un concierto y no de esta manera, acusándonos de nepotismo y de casi casi delinquir, lo que me parece totalmente injusto”, expresó.

Abundó que le gustaría que el gobernador del estado, Rutilio Escandón Cadenas, volteara a ver a la Orquesta Sinfónica de Chiapas y se diera cuenta de que son varias las problemáticas que requieren su atención. Puntualizó que la OSCH opera con 4 millones de pesos anuales, que se distribuyen en becas y sueldos para los integrantes.

La OSCH está conformada por 14 músicos profesionales que reciben entre 8 y 10 mil pesos mensuales, y 30 becarios que son apoyados con 6 mil pesos. Este recurso es bastante inferior a lo que tienen otras agrupaciones similares, y muestra de ello es la Orquesta Sinfónica Nacional, que anualmente tiene un presupuesto de 100 millones de pesos, indicó.

Según el propio Roberto Peña, la Auditoría Superior del Estado fue el organismo que hizo la observación al Coneculta sobre el supuesto nepotismo, y la institución, en lugar de justificar el caso, aprovechó la oportunidad para despedirlo. Por otro lado, considera que la parte administrativa no es compatible con la artística.

“No se pueden aplicar las reglas a rajatabla como si fuéramos una institución meramente administrativa. Somos una orquesta y es lógico que en ocasiones hayan tres o cuatro integrantes de un grupo que sean de la misma familia, puesto a que todos son músicos y quizá sintieron esa vocación y es probable que coincidan en un mismo grupo, y es válido siempre y cuando comprueben que están capacitados para hacer ese trabajo”, expuso.

Agregó que hasta el momento el Coneculta no ha informado a los demás integrantes de la orquesta acerca del cambio de director, porque nunca los toman en cuenta.