En 2017 el neurocirujano estadounidense Christopher Duntsch fue condenado a cadena perpetua por herir a 33 de 38 pacientes, además de que su licencia para operar fuera revocada por la junta Médica de Texas. El doctor trabajaba en un hospital de Dallas cuando su negligencia terminó en la mutilación de varios pacientes y en dos muertes.

Duntsch ya era apodado “Dr. Muerte” cuando hablaron de su caso en un podcast que fue escuchado por el productor y guionista Patrick Macmanus, quien ese año trabajaba en la serie Happy, pero recuerda que, además de asustado, se sintió comprometido por comunicar esta historia. “Escuché las cosas más terribles que había escuchado en mi vida y fue una experiencia tan visceral, porque cuando escuchas de Christopher Duntsch te preguntas cómo este tipo se salió con la suya, y la empatía que entra en escena cuando empiezas a pensar en las víctimas de este hombre y con qué facilidad pude ser yo o cualquiera”, cuenta Macmanus en entrevista.

A partir de entonces empezó a trabajar en el guión de una serie basada en el “Dr. Muerte”, buscando darle un enfoque que evidenciara la negligencia y la preocupación social por evitar que más personas fueran víctimas. “Soy alguien que ve y lee muchas noticias, pero nunca antes había oído hablar de esta historia, lo cual significaba, en mi opinión, que necesitábamos hablar de ello y que la gente entendiera que esto era posible. Aunque la primera prioridad de cualquier programa de televisión es entretener a la gente, a veces aparece una historia en la que tienes la oportunidad de entretener y educar”, señala el escritor. Miles de páginas de documentos judiciales, registros, entrevistas y artículos de revistas usó Patrick para crear Dr. Muerte, serie protagonizada por Joshua Jackson, que recién estrenó Network en EU.

En esta se relata la relación que el doctor tenía con algunos pacientes, pero también sus compañeros de trabajo, quienes no pudieron evitar las tragedias. Esto, según su creador, con la finalidad de dejar una reflexión dual donde también está la preocupación de los servidores de salud por promover el bien.

“Los problemas con la seguridad del paciente son un problema muy real y afecta no solo a las personas en EU sino en todo el mundo, y uno de los mensajes principales es el hecho de que los pacientes deben tener la posibilidad de hacer preguntas y tener la mayor información posible sobre quién es su médico y la institución a la que van a ir, pero que también hay héroes que trabajan duro todos los días tratando de mantenernos a salvo”, señala.

Además de Jackson, el elenco de esta serie de thriller se completa de actores como Alec Baldwin, Christian Slater y Anna Sophia Robb.