La actriz mexicana conversó con Jimmy Kimmel, y dijo que desde su última visita a ese foro hace 8 meses, todo este tiempo estuvo viviendo bajo el mismo techo con su mamá. “Vino con una pequeña maleta de mano porque iba a quedarse solo cuatro días, y acabó quedándose 7 meses durante la pandemia, lo cual resultó toda una locura. Volver a vivir con tu madre a los 30 no es la mejor idea”.

Eiza dijo divertida que fue ella quien puso las reglas y la disciplina en su casa. “Ahora es ella quien vive bajo mi techo, y es genial porque hay un cambio en la dinámica del poder. Yo le decía todo el tiempo ‘no puedes salir a la calle, eres parte del grupo de riesgo como persona de la tercera edad’. Y ella se quejaba, se sentía como una niña”, relató.

La actriz también reveló que durante este tiempo tuvo que acudir a sus citas románticas a escondidas. “Es que ella me preguntaba con quién me había quedado, si esas personas estaban tomando precauciones con el covid-19… eran un montón de preguntas, y yo le respondía ‘es mi casa mamá, puedo hacer lo que me dé la gana’”, declaró.

Eiza también confirmó que su mamá Glenda Reyna ya regresó a México.