El pasado 8 de mayo, en medio de la pandemia por el covid-19, la Secretaría de Cultura federal, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), firmaron el convenio mediante el cual se dan por terminados los efectos del decreto de 1964 que le daba posesión al INBAL del Teatro Julio Jiménez Rueda, así como el convenio de 14 de junio de 2018. Esto luego de que un día antes, el 7 de mayo, la Junta Directiva del ISSSTE autorizó la enajenación del inmueble ubicado en Plaza de la República.

Hace unos días iniciaron trabajos de limpieza y retiro de equipo técnico y mobiliario propiedad del INBAL, a fin de cumplir el plazo de entrega del recinto previsto para agosto. Comenzaron a desmontar la mecánica teatral, equipos de sonido y butaquería, con el apoyo técnico de la Coordinación Nacional de Teatro e inventariado de la Dirección Recursos Materiales y Servicio Generales.

En un comunicado, luego de que comenzó a circular en redes sociales copia del Convenio con el que se concluye el uso del teatro por parte del INBAL, la Secretaría de Cultura informó que tras un proceso legal en el que intervinieron diversas instancias federales se determinó que el inmueble del Teatro Julio Jiménez Rueda pertenece al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), y por lo cual el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) procederá a devolver el inmueble que administraba desde 1964.

La Secretaría aseguró que desde el inicio de la presente administración se llevaron a cabo diversas gestiones y consultas de carácter jurídico para que el teatro pudiese continuar siendo operado por el INBAL e incluso se entregara al Instituto pues se trata de un espacio considerado referente histórico para la vida cultural de México. “Sin embargo, el resultado jurídico de todas las instancias señaló que el inmueble debía devolverse al ISSSTE, cuya Junta Directiva autorizó el 7 de mayo pasado la enajenación del inmueble”, señala el comunicado y asegura que partes de todo el equipo y mobiliario que retiran serán instaladas en los teatros del Centro Cultural del Bosque.

Por otra parte, con el fin de mantener la vida artística y la continuidad del uso del Teatro Isabela Corona, la Secretaría de Cultura y el INBAL firmaron con el IMSS un convenio marco de colaboración y otro específico para que el INBAL programe obras teatrales, dancísticas y académicas en el Isabela Corona y amplíe colaboraciones teatrales.