Emir Pabón llora de alegría y celebra la espera del nacimiento de su bebé y, aunque es él quien sufre de los antojos y náuseas, comenta que da gracias a Dios y a la vida por permitirle ser padre. “Sí, he tenido antojos de todo, tengo como ansiedad, yo soy mucho de dulces y ahora se me está antojando un platillo que se llama sancocho y desde el viaje a Orlando tengo antojo de eso, de tacos, todo el tiempo tengo antojos, está padre”, comentó.

Fue durante un viaje al parque de Disney, el 20 de enero, cuando su esposa le dio la noticia de que esperaba a su primogénito. “Fue muy emocionante porque mi esposa preparó con tiempo el viaje y el regalo de cumpleaños; vi que puso el teléfono en el piso y me dijo ‘quítate los lentes’, le dije que tenía el sol de frente y me lastimaba, así que me tapó los ojos, pensé que para que no me molestara y fue cuando me puso en la mano la prueba que decía embarazada; la abracé y me puse a llorar y dije ‘gracias, Dios’”, declaró.