La Escuela del Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández y su Compañía, ante la pandemia y el confinamiento han tenido que adaptar sus estrategias de enseñanza para los más de 300 alumnos y se han apoyado en las clases virtuales. Además ofrecen por primera vez su Curso de verano y Diplomado en modalidad digital.

La Escuela del Ballet Folklórico de México cuenta con 25 docentes y cerró sus puertas desde marzo pasado y aún es incierto cuándo será su regreso. Sin embargo, mientras el semáforo en la Ciudad de México marca el color verde, sus directivos decidieron continuar sus clases y ofrecer sus cursos vía Internet.

“Los videos de danza son un material muy importante para nosotros, estamos acostumbrados a los materiales visuales porque bailamos danzas de distintas regiones, así que para estudiar algunas piezas son indispensables, incluso los usamos para ver bailes de otros países como Cuba, porque damos clase de danzón. De algún modo todo eso ha sido un entrenamiento para lo que ahora tenemos que enfrentar”, dice Renato García, director de la Escuela.

Además, agrega, con el confinamiento encontraron que había alumnos que no podían usar sus zapatos de danza debido al material de los pisos de sus domicilios, y otros con dificultades para contar con espacio adecuado. “A todo nos hemos tenido que acostumbrar, hay alumnos que tuvieron que cambiar el zapato por el tenis; dos chicos no pudieron tomar la clase en vivo, pero se grabaron y se les envió para que las vieran cuando tuvieran oportunidad. Lo importante es que tenemos toda la voluntad de trabajar”.

Y explica: “Hemos hecho esfuerzos para adaptarnos a la pantalla, por ejemplo, una danza la dividimos en secuencias y cada secuencia se enseña lo más claro posible; nosotros tenemos que ver desde los pies hasta la expresión facial, así que les hemos pedido a los alumnos que puedan colocarse de un modo que podamos ver el cuerpo entero. Creemos que podemos volver de manera escalonada, si todo sale bien las clases empezarán de manera virtual en septiembre y poco a poco volveremos de manera presencial”.

Para el regreso, indica, se planea que empiece por los jóvenes, después los niños y luego los adultos mayores. Además, dice, en la etapa de formación inicial la danza folclórica no necesita contacto físico. “Vamos a establecer protocolos, grupos reducidos, todo lo necesario para preservar la salud”.

Respecto a los cursos, García detalla que se ofrecerán talleres de danza folklórica mexicana, dirigidos a distintas edades, desde seis años hasta adultos mayores, así como disciplinas dirigidas a todo público como flamenco, tap-jazz, bailes de salón y danzas afro. El alumno recibirá clases preparadas por bailarines y ex bailarines de la Compañía del Ballet Folklórico de México y de docentes de la Escuela. Cada taller está diseñado para trabajar desde casa por medio de la plataforma Zoom. Las inscripciones se realizarán en: www.escueladeballetamaliahernandez.com.mx. El costo por curso será de 750 pesos.

“Todos estamos pasando por un momento difícil económicamente y como no es lo mismo una clase virtual que una presencial, lanzamos los cursos a mitad de precio. Además, la gente convertirá su sala en un salón y adaptamos el curso para que bailen en un espacio chico”.