La pieza dancística “Moros”, de la coreógrafa Lila Zellet-elías, busca reivindicar la influencia y los orígenes de la cultura árabe-andalusí en México, por lo que se presentará este sábado 4 de noviembre, a las 19:00 horas; y el 5 de noviembre, a las 18:00 horas, en el teatro Raúl Flores Canelo del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

“La obra surge de la idea de conocernos y comprendernos mejor, dado que los mexicanos sabemos que tenemos una urdimbre cultural muy vasta en nuestra cultura, pero hay partes que se encuentran veladas o nebulosas por la historia que nos ha tocado vivir, porque todo el mundo reconoce la herencia del mundo español, pero nunca nos preguntamos por la influencia de culturas como la sefardí, la gitana y la árabe”, comentó en entrevista Lila Zellet-elías, coreógrafa y directora de la pieza.

Así que este montaje, abundó la coreógrafa, “se trata de generar una reflexión en la gente, mostrando imaginarios y supervivencias de la raíz árabe o andalusí en México, con el fin de poder mirarlas, entenderlas o, al menos, aproximarnos a ellas para poder comprender mejor quiénes somos nosotros”, debido a que hoy se habla mucho de que la negritud es la tercera raíz de México, pero se omite la parte árabe-andalusí”, abundó.

“Moros” es un montaje con una duración de 50 minutos que no cuenta una historia lineal, sino que dibuja una serie de reflexiones concatenadas, donde aparecen los moros, una danza de espadas, algunos textos en off y un diseño sonoro para llevar al público a la reflexión, dado que la presencia del mundo árabe en México es tan grande como las cerca de cuatro mil palabras de la lengua española que provienen de esta raíz.

La pieza será interpretada por el Ensamble Al Mosharabía, integrado por las bailarinas Mariana Bortoni, Bárbara Mora, Claudia Ramos, Ginette Ríos, Casandra Suárez, Berenice Arteaga y la propia Lila Zellet-elías, quienes ejecutan una danza morisca que nació de una experimentación coreográfica e historiográfica que inició en 2003, “buscando las resonancias que existen del árabe en una danza española como el flamenco, traducida y producida desde México”, aseguró la creadora mexicana de origen gitano y árabe.

Además, la pieza “Moros” —que gira en torno al moro o morisco, que es el musulmán converso por fuerza al catolicismo entre los siglos XV y XVI, cuya imagen se mezcla en el imaginario mexicano para darle cara al diablo— también tendrá funciones el sábado 9 de diciembre, a las 19:00 horas; y el 10 de diciembre, a las 18:00 horas, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo, del Centro Cultural del Bosque (CCB).