El actor Ferdinando Valencia ha vivido la paternidad de muchas maneras: como aprendizaje, la mayor de las enseñanzas, el dolor profundo y también, como él lo llama, “un salto de fe”.

Valencia ha tenido la oportunidad de ser padre en dos etapas muy distintas de su vida; la primera a los 21 años, siendo muy joven, cuando buscaba una carrera en el mundo de la actuación y sin un panorama claro de cómo sería su vida.

“Fui padre por primera vez hace 19 años, sin saber cómo era o todo lo que implicaba, todo fue aprender. A veces se nos dice que los padres estamos para enseñar a los hijos, pero a mí sin duda, al ser tan joven, mi preciosa Sofía fue quien llegó a esta vida para hacerme mejor hombre, un mejor padre y un mejor ser humano”, detalló en entrevista

La segunda ocasión que se convirtió en padre o como él lo llama, se “reafirmó como padre” fue en 2019, cuando tenía 38 años y su hija cumplió 16.