Fiscalía recupera piezas con reporte de robo
Las investigaciones continúan para deslindar responsabilidades. Cortesía

Una jarra de plata sobredorada y un par de estribos del mismo metal fueron, piezas consideradas como monumentos históricos y que contaban con reporte de robo, fueron recuperadas el fin de semana por la Fiscalía General de la República (FGR).

Los objetos que fueron sustraídos de la Catedral de Zacatecas y de un templo de Puebla, respectivamente, iban a forman parte de una subasta en línea, pero la transacción no se pudo llevar a cabo por el cumplimiento de la investigación.

Fue a través de un comunicado que se dio cuenta que elementos de la FGR cumplimentaron la orden de cateo, misma que fue otorgada por el Juez de Distrito Especializado en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio, del Centro de Justicia Penal Federal con sede en el Reclusorio Norte.

El Ministerio Público Federal continúa la investigación derivada de este acta acción que forma parte de la recuperación de bienes arqueológicos, artísticos e históricos y establecer las responsabilidades en quienes participaron en la sustracción, traslación y comercio de los bienes.

El robo de arte sacro es un delito cuyos índices se desconocen con exactitud porque se carece de un panorama real del robo y tráfico de este tipo de piezas, pues muchas veces se carece de información esencial para levantar una denuncia.

Este problema se ha dificultado luego que el INAH y las iglesias de las comunidades carecen de un catálogo de bienes culturales por las acciones específicas que se requieren.