Iniciativas novedosas, salto digital y clausuras
“Aun en este panorama tan oscuro, por fortuna en nuestro medio se dio la oportunidad de desarrollar ideas muy creativas”, expresó en entrevista el galerista Hilario Galguera. Cortesía

A mediados de marzo pasado las galerías de arte privadas en la Ciudad de México anunciaron su cierre temporal debido a la alerta de salud por el Covid-19. Algunas siguieron con actividades en línea, varias han ofrecido visitas presenciales con cita previa, unas más dieron un salto en dirección de las redes sociales y otras cerraron definitivamente.

Ese fue el caso de Parque Galería (General Juan Cano 5, colonia Miguel Chapultepec), que el 24 de marzo dio a conocer el cierre definitivo de sus instalaciones. El espacio se había inaugurado el 19 de septiembre de 2015 con una exposición colectiva. No ofrecieron detalles sobre el cierre.

Estos tiempos difíciles de confinamiento y parálisis de actividades de todo tipo también han permitido el surgimiento de otra índole de esfuerzos. Por ejemplo, el centro cultural independiente USSR (Un Studio Sobre Revolución), fundado en 2018 por Marcos Castro, Ciler y René Zemog, como un espacio que busca “generar ruido artístico con impacto positivo para la ciudad y sus habitantes”, informó de una serie de residencias artísticas dadas a conocer en su cuenta de Instagram. La más reciente fue una semana con Sergio Arau para revisar su acervo como artista multidisciplinario.

El 12 de mayo se dio a conocer la Plataforma 2020 en un comunicado conjunto firmado por Arróniz Arte Contemporáneo, las galerías de Arte Mexicano, Enrique Guerrero, Hilario Galguera y Karen Huber, así como por Le Laboratoire, Patricia Conde Galería, Licenciado y Proyecto Paralelo. Los nueve espacios, en estrecha colaboración con los artistas que representan, unieron esfuerzos para crear una plataforma virtual comercial en la que cada una presentaría 10 obras de arte de su elección cada 15 días para ser puestas a la venta.

Las condiciones “excepcionales” de la iniciativa consistían en que sobre los precios públicos de venta se otorgaría 20 por ciento de descuento visible en la plataforma. Además, se unificaría el tipo de cambio: un dólar estadounidense por 20 pesos mexicanos. De cada obra vendida, independientemente de a qué galería pertenecía, 50 por ciento iría al artista, mientras 40 por ciento se colectivizaría entre los espacios participantes. El 10 por ciento restante se reservaría para apoyar iniciativas surgidas durante la crisis del covid-19. Plataforma 2020 finalizó el 21 de junio. El día 24 decidieron asignar el “fondo Covid-19” a la Fundación ABC.

Luego de estudiar el panorama del mercado del arte internacional, “concluimos que en México estamos en un sector de actividad bastante desarticulado y opaco. Entonces, sería muy complicado solicitar apoyos económicos federales o locales. De allí la necesidad imperiosa de organizarnos, reinventarnos y velar por nuestros intereses”, expresa a La Jornada, Julien Cuisset, director de Le Laboratoire.

Desde hace medio año un grupo de siete galerías “veíamos una contracción significativa de nuestro mercado, que se enfatizó más durante las ferias de arte en febrero pasado. Decidimos organizarnos e intentar concretar actividades específicas. Teníamos en la mira una asociación de galerías que no existe en México”. Ante la emergencia sanitaria optaron por crear Plataforma 2020, porque no veían venir nada, así que decidieron “no esperar a que los demás hicieran la chamba”.

Las siete galerías iniciales invitaron a otras siete, cinco de las cuales declinaron. Aceptaron Karen Huber e Hilario Galguera. Sobre los resultados de la iniciativa, Cuisset señala: “todavía estamos haciendo números. Hemos vendido algunas obras; sin embargo, aún no sabemos cuántas”.

Plataforma 2020 ha sido un primer paso en la formalización de la Asociación de Galerías y la posibilidad de crear muchas más actividades. La idea es ser lo más inclusivo posible. “Tenemos que crear una nueva normalidad pospandémica también para el mercado del arte”, agrega el galerista.

Para Hilario Galguera, director de la galería que lleva su nombre, “dentro de este panorama tan oscuro, tan deprimente, por fortuna en nuestro medio se ha dado la oportunidad de desarrollar ideas muy creativas, proponer alternativas y soluciones. Si no nos movemos, no va suceder nada.

“Ahora, como un ejercicio desde la sociedad civil, hemos configurado un proyecto como Plataforma 2020 que, finalmente, es una base para el futuro, para afrontar lo que venga. Nos vino a dar un aire extraordinario.”

Galguera asegura: “claro que la plataforma funcionó. Y, si funciona en estas condiciones, espero que cuando todo esto llegue a una normalidad podamos tener resultados mucho mejores, no solo desde el punto de vista económico, sino de la difusión cultural. Hay coleccionistas y fundaciones relevantes”.

En un momento dado se tiene la idea de llevarla a un escenario internacional porque “representa esencialmente el movimiento de los artistas y el arte en México”.

Karen Huber, directora de la galería homónima, cuyo perfil es la pintura, asegura que cuando se dio la alerta sanitaria “teníamos muy buena comunicación con nuestros artistas. Hicimos una plática virtual para saber cómo estaban, en qué condiciones, si se encontraban en sus casas. La mayoría no podía ir a los estudios, ni pedir lienzos. Además, estaban preocupados por otros artistas que no tenían galería. Entonces, ideamos el proyecto Works On Paper porque los artistas no podían trabajar en lienzo. El 10 por ciento de las ventas de este catálogo en línea de artistas de la galería y los artistas invitados, se canalizará a la asociación civil Ya Respondiste”.

La entrevistada piensa imprimirlo como “un reflejo de este tiempo”. La Galería Karen Huber también activó el canal Close Up en Instagram para conocer los procesos y la obra de sus artistas.