La bailarina Itzel Schnaas denunció, a través de un video que publicó en su canal de Youtube, que el escritor y embajador de la Buena Voluntad para el Libre Flujo del Conocimiento de la Unesco, Andrés Roemer, abusó sexualmente de ella. Su caso, aseguró, lo llevó a la Unidad de Género de Grupo Salinas, el cual resolvió que el conductor en ADN40 es un “violentador sexual”.

En el video la bailarina detalla cómo conoció a Roemer en el Festival de Ciudad de las Ideas en noviembre 2019, en donde le explicó que deseaba compartirle sus proyectos escénicos para que fueran considerados para la siguiente edición.

De acuerdo con el relato de Itzel, Roemer la citó en un restaurante en la colonia Roma para hablar de esos proyectos escénicos, pero cambió el encuentro a su domicilio particular. La bailarina afirmó que allí “esquivó” piropos, bromas y cumplidos, y se negó a los “tragos de cortesía”. Además, Roemer interrumpía con insistencia su exposición para hablarle de su gusto por las bailarinas y para expresarle más piropos.

“Empezó a acariciar mis piernas, a masajear mis piernas cerca de la ingle y a tocar su pene. Tocar y/o excitar y/o masturbar, a veces hacen falta precisiones y no las tengo, para mí fue un poco de todo. No supe qué hacer”, comentó.

Cuando intentó terminar la conversación, Roemer le prometió que sería programada en el festival. “Ya casi lograba despedirme. Colocó algunos miles de pesos frente a mí y me dijo: ‘A nuestra próxima reunión llegas con una falda que yo te haya comprado’. Así se despide el doctor, no sin antes sumar besos y caricias atrevidas, o faltas del más mínimo respeto”.

Itzel aseguró que buscó formas de denunciar lo ocurrido y así llegó a la Unidad de Género del Grupo Salinas, en donde se sometió a un proceso de investigación. “Durante este proceso, la Unidad convocó a otras instancias como Periodistas Unidas Mexicanas para poder ampliar su investigación. Mi denuncia y el relato de los hechos coinciden con varios casos. No era una coincidencia, era un ‘modus operandi’”, indicó.

En diciembre del año pasado la Unidad de Género determinó que “Andrés Roemer es un violentador sexual patológico que atenta contra las mujeres”. Y agregó: “Gané la denuncia, existe el expediente pero no quedé conforme. Supongo que aún falta muchísimo por hacer”.