La actriz Maisie Williams ha desvelado su nueva imagen a través de Instagram publicando una par de fotografías tomadas durante sus vacaciones en las Seychelles en las que muestra su cabeza rapada. La gran ventaja de su corte de pelo, según ha bromeado ella, es que le permite ahorrar tiempo y dinero porque puede lavarse la cabeza con el mismo jabón que utiliza para la cara. “Soy una chica 3 en 1”, ha asegurado.

Desde que se despidió del personaje de Arya Stark la joven ha estado experimentando con su imagen, primero se atrevió con los tonos pastel y más recientemente se pasó al bando de las rubias. Su trabajo en la serie sobre los Sex Pistols le descubrió el mundo del punk y ella se animó a jugar con esa estética tiñéndose las cejas de platino a juego con su melena. Ahora ha abierto una nueva etapa que no está claro si tiene que ver con algunos de sus próximos proyectos.