Aunque actualmente Estados Unidos parecería ser la tierra prometida para los latinos y estos hoy poseen una presencia importante en el ámbito del entretenimiento, a mediados de los 50 México era aquel lugar al que artistas e intelectuales llegaron para explotar su talento.

Para Matt Dillon, quizá los latinos están de moda en Hollywood pero él considera que el talento que poseen siempre ha tenido un gran papel en el entretenimiento, incluso él se declara fan de “Cantinflas”, Germán Valdés y “El Loco” Valdés, quienes dice, fueron unos increíbles artistas del humor de una época que valdría la pena rescatar. “El talento de estos cómicos es insuperable, la verdad los descubrí muy tarde, como en los 80 o inicios de los 90, pero me volví muy fan”, comentó Dillón.

En esa época fue la misma en la que Matt, al entrar a una tienda de música en Nueva York, descubrió la música del cubano y nacionalizado mexicano Francisco “El Gran Fellove” Valdés y fue cuando surgió la idea de hacer un documental sobre este artista del bolero y el son cubano.

“La música latina siempre me ha gustado, desde que era niño compraba discos, vinilos, me gustó desde joven la salsa, la música afrocubana, caribeña y descubrí al ‘Gran Fellove’ y un amigo me dijo que sabía que él vivía exiliado en Ciudad de México y ahí empezó esta aventura que me ha tomado 20 años poder ver”, declaró.

Matt entonces viajó a Ciudad de México para buscar al músico y retratar lo que fue el último disco de “Fellove”, que hizo antes de morir en 2013. El músico en ese momento se encontraba en la Casa del Actor, creada por “Cantinflas”, al sur de la capital.

“La idea no era hacer un documental, queríamos estar en el proceso de grabación de su disco y tras días y anécdotas estábamos frente a esta gran historia”, contó sobre el surgimiento de su filme, “El Gran Fellove”.

Dillon destacó que el documental, que se presenta en el marco del Festival Internacional de Cine de Morelia, muestra a la Ciudad de México como una tierra de oportunidades en los 40, 50 y 60, por ello, se le hace irónico que hoy que EU podría ser eso mismo para los mexicanos que viajan a su país, las políticas de Donald Trump se los impida e incluso las vidas de los miles de inmigrantes se vean en peligro.