La actriz italiana Asia Argento, cuya denuncia de asalto sexual contra el productor Harvey Weinstein contribuyó a detonar el movimiento Me Too, negó los señalamiento de que ella misma había acosado sexualmente a un ex actor cuando éste era menor de edad.

Argento explicó que el pago por 380 mil dólares al exactor Jimmy Bennett no tuvo la intención de saldar las acusaciones, sino que fue una manera de ayudarlo. De acuerdo con Argento, su excompañero sentimental, la celebridad de la cocina Anthony Bourdain, decidió realizar el pago.

La reacción de Argento sucedió luego de que el lunes el diario The New York Times publicó una nota sobre el pago realizado a Bennet como una manera de contener sus afirmaciones de que ella lo había agredido sexualmente en un hotel de California en 2013, cuando él tenía 17 años.

La actriz detalló que luego de que ella señaló a Weinstein de acoso sexual, en un incidente sucedido según ella en 1997 en un hotel de la ciudad francesa de Cannes, Bennett la contactó debido a la percepción de que Bourdain poseía una gran riqueza.

“Bennett, quien estaba pasando por graves problemas económicos y había emprendido acciones legales contra su propia familia solicitando millones de indemnizaciones por daños y perjuicios, inesperadamente me hizo una solicitud exorbitante de dinero”, precisó Argento.

Apuntó que Bourdain decidió pagar a Bennett para evitar la publicidad negativa. “Anthony personalmente se comprometió a ayudar a Bennett económicamente, con la condición de que ya no sufriéramos más intrusiones en nuestra vida”, manifestó Argento.