Guardia le pinta ojos a una obra de arte
El responsable tendrá que pagar una multa de 536 dólares y hacer trabajo comunitario. Cortesía

Seguro todos hemos necesitado un break durante la jornada laboral o nos hemos sentido aburridos y con ganas de distraernos un poco. Justo eso le pasó al vigilante de la galería de arte Centro Yeltsin, en Rusia, y para pasar el rato decidió intervenir una de las pinturas que se exhibían.

El guardia de seguridad empleó una pluma para dibujar ojitos a dos de las tres figuras humanas que confirman la creación de la artista Anna Leporskaya, la cual estaba valuada en más de un millón de dólares. La obra Tres figuras era parte de una exposición de arte abstracto en el Centro Yeltsin, en la ciudad de Ekaterimburgo, en Rusia.

Una pareja de visitantes denunció la intervención en la pieza, que, por suerte, aunque atravesó la pintura fue demasiado suave como para causar un daño permanente. Tras los hechos, a policía inició una indagatoria por vandalismo y de ser declarado declarado culpable, el nuevo artista tendrá que pagar 536 dólares y trabajo comunitario.

La obra fue llevaba a la Galería Estatal Tretyakov, donde será restaurada y los gatos de este proceso serán cubiertos por la empresa donde trabajaba el vigilante. “Les informamos que durante la investigación, determinamos que la persona que dibujó los ojos en las figuras del cuadro de Anna Leporskaya fue identificada como empleado de una organización de seguridad privada que realiza actividades de seguridad en el Centro Yeltsin”, escribió la organización.

Tras identificar al culpable, se abrió una investigación para acusarlo de vandalismo, lo que implicaría una multa o trabajo comunitario.