Que una película que aborda el impacto del narcotráfico en México haya ganado en el Festival Internacional de Cine de Berlín, es muestra de que la temática es de alcance universal.

La producción nacional Manto de gemas, de Natalia López Gallardo, se elevó con el Premio Especial del Jurado en la Berlinale, considerado uno de los certámenes más grandes del orbe, junto con Cannes y Venecia.

El machismo, los feminicidios y la corrupción golpean en la historia a una policía que quiere liberar a su hijo del narco, una madre que busca a su hija adolescente desaparecida y a una mujer de clase alta que decide dejar la ciudad para ir al campo.

“El premio del jurado, con un jurado tan variado, quiere decir que tiene alcance universal y que es una película que toca temas que ya conocemos en México, pero los toca de una manera muy diferente y especial”, consideró Joaquín del Paso, productor del largometraje, en entrevista desde la ciudad alemana.

Manto de gemas es la ópera prima de López Gallardo, quien ha vivido por 15 años en el campo mexicano y es testigo del progresivo deterioro del tejido social. Pasó un año en el proceso de casting hablando con gente del pueblo donde vive, durante el cual, señaló, conoció a varias personas, entre ellas, una familia que tiempo atrás había secuestrado a un hombre, manteniéndolo en su casa, mientras todos seguían con sus actividades normales. Nailea Norvind y Daniel García Treviño son los únicos actores profesionales.

“Creo estamos viviendo aquí en Berlín el nacimiento de una directora mexicana muy importante, estoy emocionado por las películas que vendrán con ella después de esta. El premio es muy especial para nosotros, porque es el primero de una directora que tiene una visión especial, profunda de todo”, expresó Del Paso.

El productor es también director de los filmes Maquinaria panamericana, que en su momento también compitió en el Festival de Berlín, y El hoyo en la cerca, la cual estuvo en el Festival de Venecia el año pasado.