Ariel Miramontes considera que hay dos momentos en su vida en los que ha sentido más miedo: cuando conoció al diablo y la ansiedad de la pandemia de covid-19 le provocó. Lo primero fue una pesadilla y, al despertar, tenía la sensación de que había sido real; lo otro, cuando vio que pasaban semanas y comenzó a pensar lo que pasaría con su hijo si él falleciera.

“En el sueño yo estaba en una fiesta de preparatoria, se me aparecía (el diablo) y era alto, con cara llena de plumas y empecé a correr porque me perseguía; me subí a un árbol y de repente volaba, cuando volteaba un niño me decía que no lo dejara y regresaba por él, pero entonces realmente ese niño era el diablo, me abrazaba y desperté en sudor”, dice.

“Otra ocasión de mucho miedo fue en la pandemia, que nos mandaron a todos a casa y pensábamos que solo iban a ser tres semanas y ya, de pronto veíamos que pasaba y pasaba el tiempo; empezó a morir gente que conozco, no sabíamos qué pasaría con la humanidad y entonces una noche dije ‘¿qué hago yo con tres niños?, ¿qué sucede si me pasa algo a mí, ellos qué harían?’”.

El domingo pasado Ariel estrenó la serie de comedia Albertano vs los mostros, en la que el protagonista busca, en un orfanato, el sepulcro de una bruja que tiene el secreto de la eterna juventud, por lo que debe luchar contra otros para obtenerlo. Es una producción de 13 episodios con Maribel Guardia, Olivia Collins, Benito Castro y Rafael Inclán, que apelan al humor blanco familiar: “Inicialmente eran tres películas para plataforma, después se convirtió en esta serie en donde tenemos cosas como una Maribel Guardia de villana (risas), era ver qué pasaba si a alguien guapa y que siempre ha hecho personajes de buena aquí la ponen al revés”, subraya.

Proyectos

La segunda temporada dependerá de la respuesta del público. Lo que tiene Ariel en espera es una película, cuyo guión es el primero que le agradó. “Me han invitado a hacer casting para películas o me han invitado como personaje; esta que me llegó me gustó y acepté, pero la pandemia pospuso todo. Lo importante es que me han invitado a hacer personajes distintos, no solo a Albertano”, explicó.