Pandemia incentivó la lectura
Los datos fueron recabados por medio de una encuesta realizada por el Inegi. Cortesía

En los últimos 12 meses, el promedio de libros leídos por la población mexicana fue de 3.9, lo que lo ubica como el dato más alto registrado desde 2016, año en el que se reportó la lectura promedio de 3.8 libros; y dos décimas por encima del año pasado, que fue de 3.7, según los resultados del Módulo sobre Lectura (Molec) 2022 que desde 2015 realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), donde además se señala que, por sexo, los hombres declararon haber leído 4.2 libros en el último año, mientras que las mujeres leyeron 3.7 libros.

Édgar Vielma Orozco, director general de estadísticas sociodemográficas del Inegi, asegura en entrevista que la lectura en el país, en lo global y en el conjunto de materiales que considera el Molec —libros, revistas, periódicos, historietas y páginas de Internet, foros o blogs— ha venido descendiendo de casi 81 % a 71.8 %; pero “en el caso de los libros, que siempre es el referente fundamental, vemos que la pandemia les sirvió para recuperarse”.

Vielma Orozco afirma que venía una tendencia a la baja, de 46 % a 41 %, pero durante la pandemia esto se revirtió. “Pasó de 41.1 % (2020) a 43 % (2021), y para 2022 es de 43.2 %, un ligero incremento pero de alguna manera se vio beneficiada la lectura de libros en la pandemia, lo mismo que el número de libros promedio leídos”, asegura.

El estudio —realizado los primeros 20 días de febrero de 2022, en 2 mil 336 viviendas, en 32 áreas del país con más de mil habitantes, entre personas alfabetas, hombres y mujeres, de 18 años y más— también presenta que el 43.2 % de la población alfabeta de 18 y más años leyó al menos un libro en los últimos 12 meses. El porcentaje de población lectora de este tipo de materiales se ha mantenido constante en los últimos siete años.

El 44.1 % de la población lectora de libros declaró que el motivo principal para leer este tipo de material es el entretenimiento, seguido de 23.8 %, que es por trabajo o estudio; y 20.7 % que lo hace por cultura general. Otro dato interesante es que entre los libros que leyó la población alfabeta de 18 y más años en los últimos 12 meses sobresalieron los de literatura con 39.5 %; le siguieron los libros de texto o de uso universitario y los de autoayuda, superación personal o religiosos, con 29.5 % en cada rubro y 26.5 % refirió leer libros de cultura general.

Entre las características de la literatura, el Molec confirma que a mayor nivel de escolaridad aumenta el tiempo promedio en minutos de lectura. La población sin educación básica terminada declaró realizar 32 minutos continuos de lectura. El tiempo promedio de lectura se incrementó a 38 minutos para aquellos con algún grado de educación media, y a 48 minutos para quienes cuentan con al menos un grado en educación superior, que para Vielma también es un dato que trajo el confinamiento por la pandemia.

El material de lectura en el que existe mayor diferencia de porcentaje en favor de los hombres fue periódicos: 44.1 % declararon leerlos, y solo 23.5 % de las mujeres, mientras que la mayor diferencia a favor de las mujeres fue en la lectura de libros; 65.9 % de ellas leyeron este tipo de material, y solo 54.4 % de los hombres. El 86.5 % de los hombres de 18 a 24 años y 77.0 % de las mujeres del mismo rango de edad son el grupo de más lectores.

Ahora, dice Vielma, habrá que esperar 2023 para ver si este incremento de hábito y tiempo de lectura continúa.