Roberto Carlo considera que ya está a la altura, vocalmente hablando, para ser parte de una obra musical de la talla de Mentidrags, por eso aceptó la invitación para dar vida a Manoella.

Esta será la segunda vez haciendo drag, ya que previamente se caracterizó así durante la final de la cuarta temporada del reality La más draga, en donde fue el conductor de la emisión.

A partir de aquel debut en el que estuvo en tacones, peluca y pestañas postizas, el artista aprendió el valor y el respeto hacia esta profesión. “Es un trabajo de tiempo completo, de mucho esfuerzo, dedicación, de aguantar bastante; si no estás acostumbrado al tacón, pesa y cuesta, tengo mucha admiración”, explicó.

El exanfitrión del matutino Sale el sol empezará a actuar este año en la obra que se presenta en el teatro Aldama, de la Ciudad de México, por lo que sigue en ensayos y en clases de canto.

“Es un vestuario difícil de manipular, pero lo padre de Manoella es que tampoco anda por ahí brincoteando por el escenario, va a salir súper bien, la ropa es espectacular, nada más debo tener cuidado de no caerme con las botas en la oscuridad, no dar un mal paso”, señaló en el camerino dentro de este complejo teatral.

Previamente ya había recibido la invitación para ser Emmanuel en la versión de la obra Mentiras, pero, dijo, por respeto al arte prefirió declinar, ya que todavía no estaba listo para cantar en un escenario dentro de una función.