Murió a los 84 años de edad, dejando una importante y nutrida obra poética y ensayística, Charles Simic, el poeta serbio-estadounidense que en 1990 recibió el Premio Pulitzer de Poesía por El mundo no se acaba. “Para mí, las palabras y las páginas rodeadas por espacios en blanco son el tema. El poema es esa cosa ahí dentro”, aseguraba.

En 2018, el autor nacido el 9 de mayo de 1938 en Belgrado, Serbia, cuando era parte de Yugoslavia, fue el encargado de abrir el Salón de Poesía en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, donde leyó varios de sus poemas y habló de su proceso creativo. “No hay ningún proceso que garantice que escribiremos lo que queremos”, dijo el también ensayista que estuvo acompañado del poeta mexicano Luis Armenta Malpica.

Durante esa visita, el escritor no solo leyó ante lectores consumados de poesía, también acudió a una escuela preparatoria de Guadalajara para encontrarse con estudiantes y leerles sus poemas. La Feria Internacional del Libro de Guadalajara fue una de las primeras instituciones mexicanas en lamentar la muerte del poeta. A través de sus redes sociales señaló: “Lamentamos el sensible fallecimiento del poeta Charles Simic. Compartimos la pena de su irreparable partida con su familia, sus amistades y sus lectores. Descanse en paz”.

Minutos antes, The New York Review había publicado: “Lamentamos la muerte de Charles Simic (1938-2023), quien desde 1999 escribió 175 ensayos y poemas para ‘The New York Review’ sobre temas que van desde Saul Steinberg hasta el 4 de julio, pasando por la violencia armada y Buster Keaton”.

Simic vivió en Yugoslavia hasta los 17 años, cuando en el 1954 se trasladó con su familia a los Estados Unidos, donde se crió en Chicago y obtuvo su licenciatura de la Universidad de Nueva York.

El autor de obras como Jackstraws; Walking the Black Cat; A wedding in hell; Hotel Insomnia y The world doesn’t end: prose poems, ganó el Premio Pulitzer de Poesía en 1990, aunque cuatro años antes, en 1986, ya había sido finalista por su libro Selected poems, 1963-1983, y en 1987, por Unending Blues. Fue profesor emérito de inglés y escritura creativa en la Universidad de New Hampshire.