Niños al Piano, en Exconvento de Santo Domingo

Los Niños al Piano, alumnos de la maestra Gloria Marroquín, participaron en el recital “IV Concierto de Música Mexicana” en el centro cultural Exconvento de Santo Domingo de Guzmán, en Chiapa de Corzo, como parte del programa de educación musical.

La actividad tuvo lugar el 28 de septiembre en el patio de la imponente construcción que data del siglo XVI y que alberga el Museo de la Laca. Los pupilos expusieron obras pictóricas y ejecutaron obras instrumentales que ha aprendido en la Casa de Arte Marroquín.

De acuerdo con la maestra Gloria, Niños al Piano es un programa de educación musical con calidad que implementó en el 2002. El objetivo es que el infante aprenda a ejecutar el órgano en un breve periodo.

Sobre el programa de aprendizaje, sostiene que este es mediante una atención individualizada con lectoescritura musical, que se basa en distintas metodologías didácticas como Dalcroze, Kódaly, Tort, Orff y Willens, entre otras.

Con la finalidad de complementar la educación musical de los alumnos que son parte del proyecto (en edades de 3 a 18 años), estos tienen conciertos didácticos dos o tres veces al año, en lugares como el centro cultural Jaime Sabines, la casa de la cultura Luis Alaminos Guerrero, la sala Federico Álvarez del Toro, el auditorio del Museo Regional y el Teatro de la Ciudad Emilio Rabasa.

Resaltó que los conciertos no solo se realizan en espacios de la ciudad sino que también se llevan a cabo en otros foros fuera del estado de Chiapas, como ocurrió con la presentación de Niños al Piano en la casa de la cultura de Puebla en el 2017, y en la casa de la cultura Andrés Henestrosa de la Ciudad de Oaxaca en 2019.

Casa de Arte Marroquín

Por otro lado, Gloria Marroquín habló del nuevo espacio que abrió en el 2017, con el nombre de Casa de Arte Marroquín. Indicó que este es un lugar para la enseñanza artística cultural, con un ambiente natural y armonioso para el desarrollo del arte. En el lugar se encuentran obras de artistas como Luz Martínez, Gloria Espinosa, Rafael Zamarripa, Tomás Gutiérrez y Gabriel Méndez García.

Además de desarrollar su talento, los jóvenes aprenden a convivir con otros seres vivos con la intención de fomentar valores como respeto, amor, amistad, responsabilidad y tolerancia a la vida animal, porque cuenta la maestra que los grandes autores como Beethoven, Chopin y Schoenberg componían y vivían en el bosque, porque ahí encontraban sonidos que les servían de bases armónicas o como motivos rítmicos para desarrollar líneas melódicas.

Por último, destacó que en este espacio participan de manera periódica creadores que radican en el estado de Chiapas, que comparten sus conocimientos en áreas como pintura, fotografía, yoga, acondicionamiento físico e historia del arte, entre otras.