Edgardo Aragón (Oaxaca, 1985) expone Mitla, en un espacio independiente de la colonia Santa María la Ribera, Estudio Marte.

Mitla, dice, habla de dos formas de cómo se ha visto la muerte en México: una es la de tiempos antiguos y otra es cómo se percibe “a partir de la emergencia de la guerra que tenemos desde 2006 en México”. También plantea la manera en que la pertenencia a la tierra ha cambiado.

Mitla consta de un video y una instalación. El video es Caníbal y se refiere a cómo la tierra se está comiendo a sí misma. La instalación, compuesta de tierra y fragmentos cerámicas, le permite abordar el tema de la representación: “Todo el tiempo estamos tratando de representar las piezas arqueológicas que encontramos en México, hacer grandes museos, displays. Se prefiere a los objetos que a los grupos étnicos que aún existen”. La tercera parte de la obra es un mapa que refleja la violencia entre Veracruz y Oaxaca.

Sobre las ideas que trabaja con su obra, Edgardo Aragón comenta: “Salí de la escuela (La Esmeralda) al momento en que el país se empezaba a degradar y el entorno es solo eso. Somos esa generación que le toca recoger la fiesta del neoliberalismo”.